SER MADRE JUNTO A IRENE GOIKOLEA

He comenzado ya la recopilación para el libro sobre mi historia junto a Irene Goikolea, para ello, he ido llamando a diferentes ex, para ver si ellos se acordaban de detalles que yo podría haber olvidado y que fueran ilustrativos del abuso al que fuimos sometidos.

Ha sido curioso constatar como mi memoria, por pura protección ha ido olvidando ciertos aspectos oscuros, vividos junto a Irene Goikolea, que me causaron gran dolor y que he preferido relegar al inconsciente. Gracias a la ayuda de unos y otros, he podido ir rescatando ciertas vivencias y de esta manera, colocarlas en el lugar que corresponde, haciendo un examen de mi comportamiento de ese momento.

Uno de estos pasajes dolorosos y olvidados, tiene que ver con mi hijo pequeño, con sus primeros días de vida, cuando aún, él era una criatura vulnerable y me necesitaba. Yo no lo recordaba, pero uno de mis compañeros, me recordó, que cuando nació el niño, yo (como es lo lógico y normal), me quedé en casa y me dediqué a su cuidado. Yo era en la practica la asistente personal de Irene Goikolea, pasaba mas tiempo con ella, atendiendo sus diversas necesidades, que con mi familia. Por tanto, al quedarme en casa al cuidado del bebe y no ir a la suya, se sintió descuidada y que faltaba a mis funciones. Con lo cual, ella se enfadó conmigo justificando su enfado con poderosas razones y así lo hizo saber a algunos de los habitantes de amalurra. Dando lugar al consiguiente vacío e incomprensión de ellos hacia mi persona, por haber herido, enfadado y faltado al respeto a Irene Goikolea . Les dijo, que sin mediar explicación alguna por mi parte, desde que había nacido el niño no iba a su casa hacerle la meditación, ni a hacerle canalizaciones, que me estaba centrando exclusivamente en mi hijo y que eso no era sano, que yo no podía desaparecer así. Algunos vinieron a mi casa, no a verme, o a ver al niño, si no a informarme de lo que estaba ocurriendo, para acto seguido, pedirme que me disculpara por mi dejadez. La situación se hizo insostenible y duró unos 15 o 20 días, hasta que yo, como buena alumna me disculpé, ví mi error, pedí perdón por la dejación y rogué encarecidamente volver a ocupar mi lugar junto a ella.

No dejó, que me ocupara de mi hijo en exclusividad, ni 15 días, antes que él, estaba ella. Terrible.¿que pecado es, dejar de ir a su casa a calmarle a ella su ansiedad, inquietud y su agitada mente, por cuidar a un recién nacido?

Irene Goikolea estoy segura de que negará lo que acabo de contar, vamos, ni tan siquiera se acordará, y aunque se acordara, no puede reconocer públicamente, que ella se ha colocado por delante incluso de un recién nacido. Hechos como este oscurecen su trabajo, ensombrecen su excelsa obra, pero en realidad este egocentrismo enfermizo, es su gran sombra, su sombra alargada, que ella ni tan siquiera ve. Y este hecho, como tantos y tantos otros, no puede justificarlo NADIE.

Por supuesto, que yo en aquel momento para llegar a consentir eso, estaba completamente anulada y mi afán de estar bien con ella, era superior al sentimiento de protección de mi hijo. Lo mismo le ocurrió a Josune en aquella sesión en Bilbao, en la que después de machacarla haciéndole sentirse culpable porque su marido se había ido de amalurra, Arantza le quitó violentamente la niña de meses de los brazos, se la llevó de la sala y Josune no reaccionó, no se movió de su sitio, se quedó sentada, lívida, ni tan siquiera gritó, pidiéndole que le devolviera a su hija. Estaba como muerta. Y más tarde se le echó en cara que no había reaccionado. ¿Cómo iba a reaccionar su previamente ya había sido anulada? La responsabilidad es de quien le anuló, no de la anulada.

O como Nekane e Iker, que abandonaron a sus hijos pequeños en manos de una miembro de amalura durante muchos meses, porque Irene les dijo que tenían enganche insano con los niños. Ella, Irene, siempre se ha justificado de haberles dicho de dar ese paso, aduciendo que pagaban bien a la cuidadora y que estaban bien cuidados, pero el dolor que tuvieron que sentir esos niños al ser abandonados por sus padres tuvo que ser terrible. Y el dolor de los padres, quedó camuflado en la terapia.

Irene fue capaz, de decirle a su hermana que dejara de darle pecho a su hija cuando la pequeña tenía solamente un mes, porque según ella estaba enganchándola, cuando su hermana tenía tanta leche, que podía haber alimentado a dos niños. Mas tarde después de la baja maternal, cuando empezó a trabajar, la instó a que dejara a la niña en la guardería y que la recogiera después de la siesta hacia las 5, cuando solo trabajaba por la mañana de 8 a 12. Yo he sido testigo, de cómo sufría su hermana, debatiéndose entre ir a buscar antes a la niña o no, porque era una niña de meses y no quería dejarla en la guardería estando ella libre. Y la he visto darle pecho a escondidas, ya que la leche le salía a borbotones, porque se sentía culpable de estar desobedeciendo. Todo esto ha sido capaz de hacernos hacer Irene con nuestros hijos, pero ella jamás se lo ha aplicado con los suyos. Porque según ella, ella estaba entregada 100 por 100 a nosotros y su caso con sus hijos era a la inversa.

Si no hubiéramos estado anuladas, si no nos hubiera hecho sentir tan culpables, nuestro instinto maternal nos hubiera llevado a luchar por la protección de nuestros hijos. Pero evidentemente en amalurra, lo primero es lo primero; ella y el proyecto son antes que todo lo demás.

El golpe maestro de Irene, con todos consiste en que actúa con el libre consentimiento de cada persona, como consecuencia del sentimiento de deuda hacia ella, que hizo sentir a la gente desde un comienzo. De esta manera Irene esquiva la responsabilidad moral de la manipulación que está haciendo continuamente. Porque nosotros manipulados libremente íbamos cediendo, pero ceder no es consentir, sino que es una estrategia de supervivencia y adaptación, para salvarse. Llegas a un punto en el que no te apetece seguir soportando las broncas, el vacío, la humillación…..y cedes y cedes y te anulas mas y mas.

Porque Irene actúa sobre la parte emocional, la racional ya ha quedado previamente neutralizada. Existen muchas formas de que alguien consienta libremente, en el caso de los amalurros, es porque son personas integras y coherentes, que son capaces de mantener fielmente sus promesas, con lo cual Irene, solamente se tiene que aprovechar de esta lealtad para alcanzar sus propósitos.

En amalurra, existe un adormecimiento de la conciencia y una parálisis de la voluntad, porque sino ¿como se explica que unas madres no protejan a sus hijos? Visto lo que yo he llegado a consentir, he comprendido que una vez que te anula la lucidez, es fácil hacerte creer que has de resonar en su misma sintonía, como a ella le gustaba decir. Para ello, ella ya te ha demostrado con miles de ejemplos de entrega, (ficticios) que ella tiene mas conciencia que tu y que su comportamiento no está dirigido por sus interese personales, por el contrario el tuyo, si. De esta manera eres incapaz de distinguir cuando la relación esta traspasando el límite de lo aceptable, como en el caso de los niños e incluso puedes llegar a defender libre y vehementemente lo que te están haciendo. Aunque a la vista de la gente que no pertenece a amalurra sean incomprensibles ciertas actitudes. Con toda mi experiencia he visto claramente que en la medida de que todos tenemos algún punto débil, todos podemos ser manipulados, por eso a pesar de la información que hay sobre ella, aún Irene puede convencer a algunos con su discurso. Porque el éxito de la manipulación no depende tanto de la capacidad de la persona para reconocerlo, ni de su personalidad o preparación, sino que depende de la habilidad del manipulador para engañar, y en el caso de Irene, hay que reconocer que se lo hace bien.

210 thoughts on “SER MADRE JUNTO A IRENE GOIKOLEA”

  1. La sombra ha invadido todo el proyecto amalurra, y ellos la sienten, sienten que no hay futuro que no hay savia nueva. Si el proyecto sigue para adelante, no será porque han sabido transmitir la ilusión inicial, sino por obstinación y el ansia de gloria de Irene.
    Amalurra está acabado, porque su fundadora lo ha matado, ha matado el espíritu lentamente, sin piedad. Mientras había esperanza en una nueva vida,en un cambio, había alegría y cuando hay alegría hay paz, pero allí no queda nada de eso.
    Mientras Irene habla de paz, sus discípulos sienten la intranquilidad de demostrar a quien le visita la felicidad que sienten y quien los ve, los mira a los ojos y contempla una mirada vacía, triste, cansada, sin esperanza. Los años tercamente les han demostrado que el fundamentalismo de Irene, les ha llevado al vacío, tanto del corazón como de sus bolsillos y ahora solo les queda sobrevivir y fingir que están bien.
    A Irene sólo la creen los que no la conocen, sus ojos no muestran vacío si no que en su mirada se vislumbra claramente su desequilibrio. Y en cuanto abre la boca su tozudez por ser la adalid de la verdad, paz ninguna.

  2. Acabo de leer en el Facebook de Irene, que en un encuentro que está ha podido compartir con 70 personas su trabajo de la sombra, esta es la reseña:
    «Fue un placer compartir mi trabajo de sombra con unas 70 personas de diferentes nacionalidades que mostraron un gran interés. La valoración positiva de la gente me inspira muchísimo para seguir compartiendo este trabajo por el que siento tanta pasión y que sin duda contribuye a impulsar procesos de paz, tanto individuales como colectivos. Muchas gracias a todos por vuestra participación»
    Como puedes hablar tu de paz?? Con quien tienes paz Irene?? Crees que porque la gente te demuestre interés por lo que dices, lo que dices es cierto?? A la gente se la conoce por sus actos y tus actos son completamente contradictorios con tus palabras, tu no estas en paz con un montón de gente y lo sabes, con lo cual lo que tu puedas contar no tiene validez ninguna, no voy a enumerarte la gente con la que estas reñida, pero no estaría mal que hicieras un pequeña reflexión y pudieras comprobar cuantos cadáveres hay a tu alrededor, quizás de esta manera podrías regresar al mundo real.
    La realidad es que esta pasión tuya por el trabajo que haces es tu pasión por el dinero, sabes todos esos que te escucharon el caserio que te has comprado y el dineral que te has gastado en arreglarlo, saben lo de tu casa en amalurra?? Saben lo de tu piso en Ripa?? Saben lo de tu piso en Mazarredo ?? Conocen tu fuente de financiación para todo ello?? Saben que hablas de paz y estas en guerra con centenares de personas?? Saben que en Euskadi no te cree nadie, porque esto es muy pequeño y las noticias vuelan?? Saben que estas desacreditada por tu propios actos y no porque unos resentidos han querido hundirte y según tu no lo han conseguido?? Dime de lo que alardeas y te diré de lo que careces……No tienes paz, porque hay mucha gente que no quiere saber nada de tí.Y tu como lo llevas??? Bien, muy bien porque siempre el culpable es el otro, jamás un perdón verdadero, jamas una reflexión, jamas un arrepentimiento…..en el fondo no tienes remordimientos, y si eres psicologa, sabes muy bien quienes son los que nunca tienen remordimientos, verdad??. Quizas algun día todos esos del GEN, se den cuenta de que tipo de persona eres, burguesa, capitalista, llena de enemigos, clasista y vean que tus verdaderas pasiones son el dinero y tu misma.
    Tu sombra es tan grande que te ha invadido y no sabes salir de ella, vives en ella.

  3. ¿Cómo puedes defender a alguien que te trata mal? Solo el esclavo que obedece, escoge obedecer, por eso Irene es fuerte, porque sus propios «discipulos» son cómplices.
    Tal como decía Simone De Beauvoir:»Cuando un Individuo se mantiene en situación de inferioridad, el hecho es que se vuelve inferior» Nada mas que añadir.

  4. Ya ni tan siquiera disimuláis, ahora decís claramente que Irene es una maestra y que es su función ser una cabrona hijaputa.¡¡Vaya función!!
    Muchisimos hemos decidido que no queremos tener ese tipo de maestr@s, porque lo que nos gusta es dedicarnos a querer y cuidar a los que tenemos al lado, sin pisar el callo a nadie. Nuestra función es amar.
    Condicionados estáis vosotr@s si pensáis que el maltrato ha cambiado a mejor vuestras vidas.
    Me consuela comprobar que aunque Irene haya tenido acceso a mucha gente,sus discípulos seguís siendo un grupo residual,parece ser que su función arquetipica no ha tenido éxito.
    Me alegro de que no haya podido hacer mas daño del que ya ha hecho.

  5. Ya, pero resulta que Irene solo es maestra de primaria y no ejerce desde hace muchos años.

  6. El maestro la única función que tiene, es confrontarte, el maestro no enseña nada, es un «cabrón hijoputa», y esa es su función. El maestro solo te pisa los callos, te enfrenta a tus sentimientos de deber, culpabilidad, control, para que veas que son inexistentes. El maestro no te va a venir y decir: «oye, cariño, no ves que tu sentimiento de culpabilidad y responsabilidad te convierte en una marioneta», porque si lo hace, su función ya no será posible. Si tuvieras los ojos abiertos, no te pasaría nada de esto, y te harías respetar hasta por Irene, tu gran arquetipo de maestro externo, que necesitaba ser integrada. Pero bueno ¿como vas a entender todo eso? ya te han condicionado al punto de ser una completa máquina incapaz de enfocar las cosas desde el cambio…

  7. el-resto-de-lo-grabado.mpNo podía faltar en todo este tinglado de Irene, mastets, tarjetas black….etc, las grabaciones que hoy en día tan de moda estan. Esta es la versión larga, pero sin desperdicio.

  8. Hay estudios que confirman que todas las sectas o grupos abusivos exigen a sus miembros publicar contenidos positivos acerca del grupo en las redes sociales, así como de avisar de comentarios negativos.
    Muchos exmiembros de este tipo de grupos han asegurado que añadido a lo anterior, también les han obligado o sugerido añadir comentarios negativos sobre las personas críticas con el grupo. Son medidas de coacción que se han introducido últimamente con el auge de las redes sociales.
    Todas sus acciones tanto personales, como sociales están tipificadas en todos los estudios, todas sin excepción, porque amalurra es lo que es, una secta.

  9. Je je je y tanto que rimbombante, después de estos últimos comentarios que se han puesto aquí, este seminario ha tenido 25 likes, cuando los otros no han superado nunca los 10.
    En cuanto sienten el mínimo ataque, ponen en marcha toda la artillería para hacer ver que la siguen muchos. Que poca vergüenza y que ganas de seguir engañando, cuando los que se engañan son ellos mismos.

  10. Los incondicionales de siempre la siguen, incapaces de hacer una reflexión seria, objetiva y sensata, sería peligroso para Irene y además en estos momentos son incapaces, les ha anulado cualquier sentido critico hacia su persona. Nuevos pocos, ninguno diría yo. En la foto que han publicado con motivo del rimbombante seminario, pocas caras nuevas, y menos mal que la mayoría desaparecerán para el siguiente.
    Hay algo en ella que no cuela, y la gente lo nota.
    Simplemente ver que sus propios hijos participan en los seminarios, sería suficiente para alguien con un poco de sentido común, para darse cuenta de la farsa. Es impresionante que los demás padres también acudan con sus hijos, pero lo se ve con este tipo de actuación es que son ellos, los hijos a los que se les cierra el camino del desarrollo y han de seguir con la magna obra.
    No hay repuesto, está claro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.