Últimas Entradas »
Últimos Comentarios »
Entradas Populares »

Una injusticia mas.

Escrito por admin el 15 Abril 2009 – 22:31

Quiero contar públicamente el dinero que nosotros (Jon y Maite) hemos pedido, a Kolitzape y Amalurra, las dos sociedades que se gestionan en Artzentales, porque Irene Goikolea y su equipo son tremendamente manipuladores y cuentan únicamente una parte de toda la verdad y cuando alguien desea poner las cartas bocarriba tiene la obligación moral y ética de contar toda la verdad. Por lo que voy a hacer un poco de historia:

En el año 1994 Jon y yo, vendimos nuestra buhardilla en el Casco Viejo de Bilbao por 7 millones de pesetas, de las cuales, despues de pagar notarios, plusvalias…etc, dimos 6,5 millones, para mas tarde comprar los terrenos de Artzentales, que costaron 50 millones de pesetas. Cada quien entregó en ese momento el importe de la venta de sus posesiones. Había un trasfondo “terapeutico” en todo esto, porque bien que se encargó Irene de convencernos de que lo que entregabamos era MIERDA ( porque se trataba de nuestra vida anterior, con la que teníamos que romper, para crear una nueva) haciendonos sentir eso mismo, que entregabamos mierda, por lo cual quien mas dinero entregaba mas mierda entregaba y mas se liberaba.Ya se encargaría la tierra y nuestro trabajo de transformar esa mierda en luz, según ella. Una locura mas que nos creímos a pies juntillas.

Creamos una promotora (Kolitzape S.L.) que fue la que compro los terrenos y gestiono los prestamos en los bancos para la construcion de las edificaciones. Cada socio asumio “libremente” la cuota que deseaba pagar para financiar el prestamo. No podiamos pedir prestamos hipotecarios por una serie de problemas que aun no se han resuelto. Los mienbros de la comunidad amalurra pasaron a ser socios de la mercantil Kolitzape S.L. con una participacion. Pero hacia el año 1999-2000 a alguien se le encendió la bombilla de que económicamente algo no iba bien, hacía falta dinero para seguir construyendo y los bancos no daban mas prestamos. Por lo cual se hicieron unas participaciones en la sociedad que costarian 35 millones. Se revisó el dinero entregado por cada socio a las sociedades, sin tomar en cuenta lo que había subido el IPC, ni lo que había subido el mercado inmobiliario, desde que se había entregado el dinero. Se hizo en base al dinero aportado, daba lo mismo el año que hubiera sido, dando esto situaciones tan paradójicas, como que quien había vendido un piso de mas de 150mts en uno de los mejores sitios de Bilbao (el arenal), no llegaba a la cantidad de la participación y debía dinero a la sociedad. Se aplicaba a estas participaciones los intereses de los préstamos pedidos hasta ese momento por las sociedades. ¿Que suponía esto? Que quien mas “deuda” tenía, mas intereses pagaba y menos amortizaba el préstamo, con lo cual había gente que aunque pagara 600 euros al mes, no amortizaba el préstamo, sino que seguía debiendo dinero durante años, rayaba la usura, porque no eran prestamos hipotecarios, eran de obra y ni tan siquiera se podía deducir en la declaración de la renta.
Las obras debían de seguir ( nunca se ha hecho un estudio económico previo, sino que siempre se ha construido y gastado en base al criterio de Irene Goikolea), con lo cual algunos, que no llegábamos a las participaciones ni de lejos, teníamos que poner dinero y con la consigna: “Que cada palo aguante su vela” (el colmo de la solidaridad), nos esforzamos en buscar la manera. El recuerdo de aquellos días lo tengo grabado a fuego en mi memoria, porque fueron momentos angustiosos, tanto para mi como para los que teníamos que buscar el dinero. La primera sensación era la que Irene tanto se empeño en que interiorizaramos: “nos estabamos aprovechando del proyecto, no pagabamos la cuota que nos correspondia, porque no nos estabamos entregando, eramos unos aprovechados, unos jetas” Ahora lo miro con objetividad y puedo ver su manipulación con la culpa, e incluso nuestra locura de creernoslo, pero en aquel momento era doloroso y hasta vergonzoso que te acusara de esa manera ante tus compañeros, te lo creías y a la desesperada buscabas la salida. La segunda sensación era que sino conseguías el dinero, igual te tenías que ir por lo que había que buscarlo como fuera, y la tercera sensación pero muy pequeña era la de engaño, aquello no era lo que en un principio se había dicho que iba a ser; de que cada uno pusiera lo que tenía, se había cambiado la premisa y la presión era muy fuerte el proyecto tenía que seguir hacia adelante y hacía falta el dinero.

Con todo este barullo en nuestro interior nos lanzamos a buscar el dinero y buscamos la manera: hipotecamos viviendas de nuestras familias, unos las de los padres y otros las de los hermanos y otros pidieron un préstamo personal de 10 millones ( con la sangría que eso supone) No quiero contar lo angustiosa que fue toda la aventura porque en mi caso, hubo una bronca de por medio con mis padres y algo que les pedimos para un corto plazo (menos de un año), se alargó 7 años. Con la consiguiente perdida de dinero en intereses, notarios….y la perdida de confianza de la familia. Una vez mas, lo importante era el proyecto, por encima de nuestras familias y nosotros.
Durante los años 2001-02 fue el boom inmobiliario, pero se mantuvo la misma participación y para la gente que estaba desde el principio fue una injusticia colocarlos en el mismo lugar, que gente que llegaba años mas tarde con mas capital, simplemente porque habían vendido mas tarde su casa.O con gente que no traía mas que unos pocos millones, pero que al no estar actualizados los que la gente había puesto anteriormente, colocaba a estos últimos en la misma posición que gente que había vendido todo, cuando aquello era un zarzal , tenía un futuro incierto y habían trabajado muchos años duramente.

No podemos olvidar que a todo este esfuerzo económico hay que sumarle el trabajo alli, primero con las obras y mas tarde en el restaurante y hotel y el trabajo privado ( escuela, oficina, ambulatorio…) Han sido años sin vacaciones y sin dias libres, para poder llegar a todo.

El último préstamo llegó el 2006, la suma ascendía a mas de 800.000 euros y era para hacer el SPA. Hubo quien propuso que el volumen de dinero que pagaba la gente ya era mucho y que este prestamo lo pagara la sociedad Amalurra s.l.(que se habia creado para gestionar el negocio de hosteleria) con los beneficios que obtenía del hotel y restaurante. La mayoría estuvimos de acuerdo pero al llegar a oidos de Irene Goikolea, la dirección del barco viró, su opinión se alzó sobre las demas opiniones:”el prestamo lo teníamos que asumir nosotros porque últimamente no nos estabamos entregando de corazón y no se podía quitar beneficios al proyecto”. De nuevo se aplicó la misma formula, primero Irene Goikolea preguntó cuanto pondríamos cada uno de corazón ( en relación a la falta de entrega y la economia) para luego prorratear de nuevo en base a la deuda con la sociedad de cada uno. Esta última obra ha sido el detonante para que nos hayamos ido 5 parejas de allí, considero que es inhumano pedir mas a una gente que está dando el TODO, que se está entregando al máximo, haciendoles sentir que no se estan entregando de corazón.

Irene Goikolea nunca ha participado en el importe de los prestamos, porque su entrega era otra. Ellos (su marido y ella) pusieron en amalurra el dinero de la venta del piso del marido (20 millones de pesetas) que se le devolvieron cuando se separó de Irene y que en las cuentas que yo tengo a mi disposición no consta que los haya devuelto. Irene el importe de la venta de su buhardilla la invirtió en una propiedad inmobiliaria, pero no en Artzentales. En las escrituras de kolitzape consta que han comprado las participaciones de los que se fueron antes que nosotros, por lo que tienen mas participacion que nadie sin poner dinero. A su marido se le devolvió el dinero, pero el nunca salió de socio,¿ en concepto de que se le hizo la entrega de dinero, sino vendió sus participaciones? No lo entiendo.
La participacion social nunca se ha revisado ni actualizado, dando lugar a incontables injusticias y malos entendedidos entre nosotros, por ello quien entraba años mas tarde, tenía la misma consideración, lugar, posición y participación que quien era socio desde el principio. Yo siempre ví esto como una injusticia y asi se lo communique a Irene en mas de una ocasión, pero como otras muchas cosas, ahora fuera he sabido el porqué de esta manera de hacer. Revisar, actualizar y hacer que aquello fuera mas equitativo suponía un gasto en impuestos que Irene no ha querido nunca asumir, era mejor mantenernos en una injusticia que pagar impuestos, la formula no era la correcta, pero era la indicada para no pagar y aprovecharse de nuestro trabajo y buena voluntad. Nadie sabíamos nada de sociedades, ni de impuestos y nos fiabamos de lo que hacían el contable e Irene, ahora veo el fruto de su trabajo: una formula de sociedad mercantil que mantiene un proyecto inhumano e injusto, ideal para que no pensemos sino que trabajemos, sintiendonos encima culpables y sacar el máximo beneficio con la mínima inversión, una explotación.

Con nosotros ahora han querido aplicar al irnos la misma formula de siempre, darnos los 6,5 millones que pusimos al principio y el dinero que hemos ido poniendo al mes durante años, todo sin actualizar. Yo como le dije a su abogada no se de contabilidad y menos de empresas, por lo que mis cuentas son de ama de casa. Yo sé que cuando llegué alli tenía una buhardilla pagada (que hoy en dia está valorada en 35 millones de pesetas) y que aquello era un zarzal y desde el 94 hasta el 2007 hemos trabajado y hemos creado un negocio de hostelería de lujo con spa incluido ( habría que hacer una auditoria para valorar el precio de la participación ) al que nosotros hemos puesto un precio aproximado: 545000 euros .No estamos pidiendo una compensación por el daño moral, ni por las horas trabajadas, ni por el tiempo robado, ni tan siquiera el dinero perdido en las locuras que hemos cometido, solamente estamos pidiendo lo que nos corresponde como socios de dos sociedades que tienen un activo inmobilizado de alrededor de 6 millones de euros, al que habría que añadir beneficios, inversiones…etc.:cool:


Etiquetas:
Publicado en General | 16 Comentarios »