Últimas Entradas »
Últimos Comentarios »
Entradas Populares »

La cruzada de San Miguel

Escrito por admin el 24 Febrero 2010 – 10:50

Creo que no es necesario, recordar a Bixen lo que el pueblo piensa de él y no solo de él, sino de todos los de amalurra. El mal rollo es evidente, pero cuando yo vivía allí ( me supongo que los que quedan harán lo mismo,) me engañaba conformándome con que alguien me saludaba, el otro me hablaba y pensando que entre los del pueblo tampoco había una verdadera camaradería. Creo tampoco se habrán olvidado de aquella vez que casi nos linchan en fiestas de S. Miguel, allí se vió clarísimo la animadversión de los del pueblo hacia nosotros, como siempre fuimos por encima de las aguas, pero en este caso nos salió mal, por poco salimos mal parados.
Todo ocurrió porque sospechabamos que unos jóvenes del pueblo eran los que nos estaban haciendo las pintadas de “amalurra secta”, amalurra kanpora” y decidimos hacer turnos a las noches y vigilarles los movimientos. Bixen y otro de amalurra, reconocieron el coche de un chaval del pueblo, pero no podían asegurar, que le hubiesen visto a él hacer las pintadas que aparecieron mas tarde, junto a donde había estado el coche. Era de noche y no se acercaron lo suficiente como para comprobar quienes eran. En nuestra tónica victimista y vengativa de siempre, fuimos a la ertzaina y denunciamos al chaval, el cual al de unos días se personó en amalurra muy enfadado, asegurándonos que él no había sido, hubo un rifi-rafe con él y nosotros seguimos en lo nuestro, en seguirles y controlarles. Entre nosotros, en la intimidad, fuimos mas allá, haciéndole un diagnostico psicológico barato, para justificarnos en cierta manera de nuestro actuar y comprender el suyo.
Llegaron las fiestas del barrio de S.Miguel, de donde era este chaval y la mayoría de los chavales a los que perseguíamos. Era sábado y después de una reunión, incluida una canalización en la que Irene interpretó que nos decían que la teníamos que defender, nos animó a subir y echar unos bailables en la plaza. Para dar un tono de normalidad a la sitaución, ella por supuesto no vino. Era la oportunidad para poderla defender y asi defender nuestra postura con los chavales ante el pueblo. Osea que, aparte de a bailar ibamos de misión.
Yo  como buena lugarteniente, accedí a sus deseos y convencí aunque vino de mala gana a mi marido. Fui una inconsciente porque al día siguiente teníamos una comida familiar y Jon había quedado en prepararla, pero sus deseos eran ordenes para mi y ella estaba antes que cualquier otra cosa.
Allí fuimos una cuadrilla de amalurros a las fiestas, evidentemente los del pueblo, se sintieron incómodos e invadidos y no comprendían nuestra actitud de aqui no pasa nada. Pero cuando estas en amalurra no eres receptivo en ningún momento a lo que puedan sentir los demas, solo valen tus sentimientos. Entonces las victimas éramos nosotros, porque nos estaban haciendo las pintadas. Tengo que puntualizar, que hubo quien aconsejó a Irene olvidarse del tema de las pintadas,  que era mas sano dejar pasar, pero ella cada vez que aparecían montaba un sanedrín, culpándonos porque nuestro subconsciente y a nuestros sentimientos escondidos eran los causantes de aquella historia. Por supuesto nadie quería tener en su mochila semejante lastre y cada vez que aparecían las pintadas, comenzaba el calvario, de ir a quitarlas de noche, de rezar, de reuniones, de velaciones…..
Voviendo de nuevo al tema, llegamos a San Miguel y alli estuvimos bailando, hablando con los pocos que nos hablaban y contandoles nuestro sufrimiento, de las pintadas, de lo desalmados que eran los jóvenes, ….. Alli en la plaza estaba la madre del chico al que habíamos denunciado bailando a nuestro lado, la estampa era completamente surrealista, hasta que ya por fin se cansó de tenernos a su alrededor y fue a hablar con Jon, porque le conocía de la escuela.
El chico al que habíamnos denunciado estaba sirviendo eln la txosna de la plaza y claro está, no nos quiso servir los tragos, pero uno de nosotros, sin pasar por el filtro de la razón la frase y dejandose llevar por la chulería típica amalurrense le dijo:”Anda sirveme no seas chulito”. Lo que ocurrió después de esa frase, fue lo mismo que ocurre en las peliculas de vaqueros, cuando empiezan dos a pegarse y derrepente esta toda la cantina envuelta en la pelea. Se montó una bronca de película, yo nunca había presenciado nada igual.  Gracias a que unos cuantos del pueblo actuaron de mediadores la cosa no fue a mas, pero podría haber sido drámatico. Eran como las tres de la madrugada de un sábado de fiestas y la gente estaba bebida y con ganas de revancha por lo que le habíamos hecho al chaval. No fuimos conscientes de lo que les suponía a los del pueblo nuestra presencia alli. Tuvimos que soportar insultos, empujones, gritos, fue verdaderamente escalofriante. Nos increpaban y nos gritaban desde todos los lados, gente que no conocíamos de nada. Ellos en cambio, nos conocían. Tengo una frase que me dijo una mujer grabada: “Iros a esa pocilga de ahi abajo”. Refiriendose a amalurra. No he pasado mas miedo en mi vida, ni cuando de joven corría delante de la policía en las manifestaciones. La gente nos tuvo que acompañar hasta el coche, para que no nos hicieran nada. Horrible.
Al día siguiente fue patético, Irene montó el típico vodevil pero, melodrámatico, haciéndonos primero ir donde uno del pueblo, que se suponía que era neutral, pero ante nuestros ojos acusadores, su hijo también estaba implicado, para justificar nuestra actitud. Luego el numerito fue mayor, yendo a casa de los abuelos del chico, que era donde vivía. Los abuelos, con toda la razón, estaban enfadados con Bixen,  le dijeron, que en un pueblo tan pequeño donde todo el mundo se conoce, antes de denunciar hay que avisar, que ellos siempre se habían llevado bien con él. Que se habían llevado un susto de muerte cuando fue la ertzaina a llevar la citación del juzgado a casa. Eran unas personas mayores con los que Bixen tenía trato y se habían pasado un mal trago por nuestra chulería y malhacer. No supimos respetar las normas no escritas que rigen la convivencia del pueblo.  Para enmendar nuestro  actuar, Irene decidió montar el numerito de ir a disculparse y “dejarse sentir” la mala hostia que tenía toda la familia con nosotros. Una inmolación de las suyas, en la que ella quedó ante nosotros, como la heroína sin orgullo,mártir  que se entrega a escuchar y sentir el resentimento de la familia del chaval, que no se cortó nada a la hora de decir lo que pensaban.
 Un numerito mas, porque a día de hoy me pregunto: ¿de que sirvió? ¿ha cambiado en algo la actitud de los amalurros ante los del pueblo? Creo que con aquello que pasó en la plaza, lo que había pasado antes y lo que pasó mas tarde, jamas se ha hecho una reflexión seria, de cual es la actitud de los amalurros hacia el exterior y cambiarla. Creo que a pesar de todas las cosas que han pasado desde entonces. la actitud victimista y chulesca de amalurra sigue siendo la misma. Siguen sin ver ni medir las consecuencias de sus actos, en los sentimentos y en la vida de los demás. Siguen pasando por encima de los sentimientos de los demás sin respetar el espacio, ni los ritmos de nadie.
 Y esta ha sido la actitud con el pueblo siempre, la de pensar que los del pueblo son unos privilegiados que han tenido mucha suerte, porque nosotros montamos alli un negocio y asi se conoce Artzentales en el exterior, porque con nuestros niños reflotamos la escuela y porque yendo tanta gente dimos vida al pueblo.
Jamas llevamos a cabo la vieja sabiduría popular de “Alli donde fueres, haz lo que vieres”. Hicimos todo lo contrario, no tuvimos el tacto de acercarnos con delicadeza a los de pueblo como extranjeros que éramos. Entramos avasallando, sin respetar el ritmo lento de los pueblos, haciendonos poco a poco de alli. Construimos sin control y de prisa, nos metimos en politica enfrentandonos al alcalde y sin querernos enterar de que llegabamos con la leyenda de secta y que el proceso de integración debía de ser lento, porque éramos muchos y con una historia rara para un pueblo tan pequeño. Como nos dijo una vecina de Artzentales hace poco:”Una equivocación, pero con las equivocaciones se aprende en la vida”.


Publicado en General |

11 Comentarios en “La cruzada de San Miguel”

  1. Artzentales Dice:

    El que le dijo “Anda sirveme no seas chulito” fue Iker Arrutia, y lo mas triste es que despues de montarla, con el rabo entre las piernas salió a esconderse, sin dar la cara.

  2. Nik Dice:

    La verdad es que es una putada lo que le ha pasado a Artzentales. Paso muchas veces en bici por esa carretera y cuando me cruzo con el letrero que indica Ama Lurra Hotela no puedo evitar sentir un cosquilleo en el estómago. Una comarca tan apacible y tienen que ir estos mendrugos a plantarsse alli o quizás por eso, por ser apacible era el sitio ideal para instalarse y montar su “paraiso particular” sin que nadie se enterara de lo que se cocía en realidad detrás de su bonachona apariencia.
    Sigo pensando,de todas formas,ahora que está todo al descubierto-por lo menos para los que siguen el blog-que hay mucha gente ingenua por el mundo. Lo digo porque a pesar de que los amalurrianos cantan a sectarios desde lejos,hay mucha gente que no se da cuenta y de ello se aprovechan para vender su “mercancia”. En fin, es una pena que toda esta información no la hayamos tenido antes, a mi personalmente me hubiera ahorrado mucho trabajo, pero como dice el refrán “mas vale tarde que nunca”.

  3. felipe el hermoso Dice:

    Me gustaría puntualizar un dato que habeis dado en este post. Cuando decis: “Bixen y otro de amalurra reconocieron el coche…”si la memoria no me falla, es otro de amalurra nunca reconoció el coche, es mas tuvo una bronca con Bixen, cuando fueron a la comisaria de la ertzaina a poner la denuncia porque él decía, que era de noche, que él no había visto nada, que no conocía el coche y no podía poner una denuncia, reconociendo algo que él no había visto. Bixen le increpaba, diciendole que le tenía que creer a él. Luego esta persona tuvo que soportar escuchar a todos los amalurros, porque no quería declarar ante el juez mintiendo. Todos le restasteis importancia a que él dijera algo que no había visto, lo que entonces importaba era acabar con aquella situación fuera como fuera, aún a costa de obligar a la gente a decir cosas que no eran verdad y no querían decir.
    Asi es Amalurra, asi se portó Bixen con los vecinos con los que convive a diario por su trabajo y eso apoyó la jefa dando sus bendiciones. Solo quería puntualizar, porque también en amalurra hay gente honesta, que se niega a ciertas cosas, pero la presión de grupo es tan brutal, que acaban cediendo a pesar de ir contra su conciencia.

  4. Maite Dice:

    Tienes toda la razón Felipe, los hechos ocurrieron asi, lo que pasa es que los detalles, se nos habían olvidado, pero son detalles muy importantes que hablan de la manipulación y la presión constante de amalurra. POrque la presión que vivió esta persona fue la hostia, le criticamos porque era un cabezón que seguía erre que erre con la suya y se tenía que fiar de lo que Bixen decía.
    Como si mentir ante la ertzaina y ante el juez, no fuese problema. Aunque es lo que ellos han hecho en sus declaraciones ante el juez, mentir, mentir y mentir. Con esto queda claro, la ética con la que se rige amalurra, alli vale todo. Por lo tanto eso de lo que habla Irene de recuperar los valores es una simple estratagema de venta, que ella y los suyos no llevan a la práctica. Porque sino tampoco se hubiera atrevido a mentir dicendo que hemos falsificado su voz de las grabaciones.

  5. Artzentales Dice:

    Lo que queda claro es que Bixen, no esta al servicio del pueblo de Artzentales, sino al de Irene Goikolea, pero a la hora de cobrar si que coge el dinero que no le corresponde.

  6. Artzentales Dice:

    Perdon, para los lectores del blog que no lo sepan, Bixen es un asalariado del ayuntamiento de Artzentales.

  7. luiisalfredo Dice:

    Lo que me llama la atención de este incidente es que Irene hace una reunión con los miembros de Amalurra y les dice a sus acólitos que tienen que ir a las fiestas a defenderla, entiendo que para restablecer su imagen y velar por su buen nombre, sin embargo ella se reserva y se queda en su casa. Es impresionante el poder que tiene esta señora sobre sus discipulos, los cuales son capaces de hacer las insesataces que cuenta Maite, tales como ir a las fiestas como si no hubiera pasado nada, y encima chuleando al chaval denunciado. Irene interpreta que ella está en posesión de la verdad absoluta, puesto que es madre de un ser espiritual superior y además tiene de guias a los Grandes Maestos Espirituales, quel dicen lo que tiene que ir haciendo en cada momento, de lo que deduzco que esta señora debe sentir que va por el mundo cargado de razones y verdades, mientras que los demás están equivocados. Esto me recuerda al loco de la autopista que iba en dirección contraria y pensaba que los que venian de frente estaban locos.
    Lo que me impresiona es la capacidad de convencimiento que Irene provoca en sus seguidores, ya que sus deseos son órdenes, y sus órdenes son leyes imperativas, que anulan cualquier resquicio de capacidad de crítica que tiene todo ser humano.
    Entiendo que en todo grupo humano se produce un compactamiento del pensamiento y del comportamiento, que lo identifica como tal grupo, pero también ocurre que siempre se producen en el grupo disenciones, críticas, comportamientos anómalos, distintos y diferentes del común, pues ello va implicito en el ser. Sin embargo en Amalurra no se produce esta razón crítica, está prohibida, y el que piensa algo diferente a lo que diga Irene tiene a todo el grupo en contra, y además de forma muy activa, con mucha presión, hasta que se consigue cambiar aquella razón crítica. Por este motivo se puede decir que Amalurra es involucionista, y el miembro que discrepe de la opinión de Irene solo tiene dos opciones, o agacha las orejas o se tiene que ir. Pero, claro, para irse del grupo tiene que ser que ocurra algo muy, muy gordo, pues cuanto mas tiempo se lleva integrado en él, mas dificil resulta rehacer la vida, sobre todo si hay implicados otros miembros familiares o hay dependencia economica.
    Si este blog no sirve de nada para los que están integrados en Amalurra, sí que puede servir para los que aún no han caido en sus redes.

  8. luisalfredo Dice:

    Me gustaria conocer la opinión de los habitantes de Arcentales sobre el grupo de Amalurra. Me parece raro que nadie del pueblo se haya manifestado en este blog, pues siendo vecinos conocerán el comportamiento de las personas que viven en Amalurra, y podrian explicar aquí, de forma anónima, que opinión les merece.

  9. dime Dice:

    y digo yo,después de todo lo escrito, Irene, no te das cuenta del daño que has echo, de las consequencias que han traido tu forma de hacer y tratar a las personas que un dia confiaron en ti.
    Retirate un tiempo y descubre que pasa sin todo este montaje, sin nadie que te adore, que te valoren por lo que haces y no por lo que predicas, sin usar a nadie.

  10. vecino artzentales Dice:

    La mala ostia q tenia la familia y todo el pueblo con ellos, pq kisieron ir de victimas pero no calibraron bien a kien cogian de cabeza de turko. Les salio el tiro por la culata. Mentir es lo q tiene e ir de txulos tb. Se lo merecen.

  11. de alguien presente en la bronca Dice:

    Desde mi punto de vista lo que ha sucedido a lo largo de todos estos años ha sido que este grupo se instalo en el pueblo con la intención de hacerse con él en pocos años. Han andado de grupo político en grupo político intentando el asalto a la alcaldía, intentando infiltrarse con animo de dominar allí donde la gente se reune: acudieron durante un tiempo a misa, luego cogieron la comisión de fiestas de Traslaviña, donde una situación terrible en la que posiblemente no tuvieran ninguna responsabilidad y que acabó con la muerte de un joven durante las mismas se pretendió obviar para continuar con el festejo, etc…. Hay muchas situaciones criticas en las que su actitud ha estado absolutamente desconectada de la realidad del entorno en el que pretendian “encajar”. Solamente ha sido una estrategia que quedo finalmente al descubierto con el intento de dividir al pueblo con el “timo” de las pintadas. Un fallo de cálculo. Uno de los implicados de la secta fue profesor del chaval denunciado y yo creo que penso que como vivia habitualmente en otro pueblo no tenía fuertes raices en el pueblo y que les iba a ser más fácil conseguir apoyos a ellos en su “justa” causa. Un terrible error como pudieron comprobar.
    Desde luego viví la bronca muy cerca y hable con varios implicados, y la actitud de los que se quedaron por la noche en la fiesta fue de absoluta provocación, no violenta, pero si provocación. Al final antes de que alguien fuera a por ellos, varias personas les pidieron que se fueran y que no montaran jaleo. Pero para mi que eso era lo que buscaban, que les dieran unas “hostias” y así demostrar la conspiración que solo existía en su cabeza y de está manera tener algo objetivo por lo que denunciar y a alguién concreto.
    Lo único que ocurrió fue que toda la tensión que se había acumulado contra ellos pero que no encontraba manera de expresarse, gracias a su “manipulación” pudo concretarse.
    Lo de intento de linchamiento es una exageración en toda regla. Como mucho se hubieran llevado unos empujones porque su pasividad no invitaba a más.

Deja un Comentario