Últimas Entradas »
Últimos Comentarios »
Entradas Populares »

Un alineamiento de Irene Goikolea

Escrito por admin el 19 Junio 2009 – 21:20

Hace once años cuando nació mi hija pequeña, tenía otra de 22 meses, vivíamos con mi hermano y su mujer en casa de mi madre en Bilbao, porque Artzentales estaba en plenas obras. En este panorama, pensé ir a pasar unos días a casa de mi madre a Lekeitio, era primavera, hacía buen tiempo…en fin un placer. Irene vino tambien a pasar unos dias al Hostal de la Emperatriz a Lekeitio con su marido y sus dos hijas. Solíamos hacer lo que hacen las madres “normales”: estar en la plaza hablando, tomando algo, pasar el tiempo mientras miras como los niños juegan….fueron unos dias tranquilos, en cierta manera felices.

Estando un día en la plaza Irene me preguntó a ver que intenciones tenía yo, si pensaba quedarme o ir a trabajar a Artzentales…Yo le dije que pensaba quedarme un tiempo e ir de vez en cuando, porque con dos niñas pequeñas poco podía ayudar. En ese momento vino la enseñanza sobre la entrega, que me llenó de culpa ¡¡¡gilipollas de mi!!1.Me dijo que con que cara me iba a quedar yo en Lekeitio cuando los demas estaban trabajando en las obras para poder terminar cuanto antes e irnos a vivir, y que yo tambien podía contribuir y ayudar en lo que fuera. Siguió diciéndome que iba de reina y que era una jeta. Ella en esos dias ya se había dado cuenta, que en realidad a mi lo que me iba era estar en Lekeitio en la plaza, con las demas madres, hablando de tonterias y de cosas superficiales. En mi interior sucedió lo de siempre: tenía que demostrarle a Irene lo buena alumna que era, que en realidad las cosas de las demas madres no me iban, a mi me iba la conciencia, el proyecto espiritual, la entrega….y lo hice. Ante la perplejidad de mi madre que no entendía nada, cogi a mis dos hijas, una recien nacida y la otra de apenas dos años y me volví a Bilbao, a la habitación donde viviamos los cuatro, en la casa que compartíamos con mi hermano.

El recuerdo de aquel verano es el de las prisas, iba a todo correr por las mañanas a coger el tren con las dos niñas, para ir a Artzentales a trabajar, a entregarme por el proyecto. Perdí la dignidad por demostrarle a mi maestra, que ella estaba equivocada y que para mi ante todo era la conciencia. Fui una idiota que no miré a mis dos hijas ( como las seguí sin mirar despues) que en aquel momento eran lo mas importante para entregarse y cuidar. Cada vez que me acuerdo, me siento mal y me arrepiento por haberme fiado mas de su palabra que de lo que anhelaba mi corazón en ese momento.

Ahora despues de 11 años, he vuelto a Lekeitio, a la plaza a cuidar de mi hijo pequeño y me he reencontrado con las madres, con aquellas que Irene tachó de simples, porque hablaban de tonterias y me he encontrado con unos verdaderos seres humanos. Unas madres que viven dedicadas a su familia y a la vida, unas mujeres que hablan de tonterias cuando es el momento de las tonterias, pero que tienen una profundidad interior y un valor impresionante como seres humanos. Me han acogido sin apenas conocerme, me han arropado, me han comprendido y lo mas importante, se entregan unas a otras sin hablar de entrega. Se quieren, se ayudan con los hijos, se animan ante el desanimo, se apoyan en los momentos duros, rien juntas en las juergas, lloran juntas en la tristeza y viven la vida sin teorias, sin filosofar, simplemente la viven a tope, con sus alegrias y tristezas. En definitiva, tienen una gran calidad humana.

He comprendido lo facil que es colocarte en un pedestal pensando que estas haciendo una gran labor por la humanidad y juzgar a quien cuida de sus hijos en la plaza, a quien lleva una vida “simple”, pero plena. Ahora he comprendido a donde me ha llevado dejarme arrastrar por la vida complicada de Irene, a no tener esa plenitud que tienen estas madres y estar buscándola en cosas que estaban fuera de mi, como el proyecto, el trabajo interno y demas tonterias, cuando lo tenía tan cerca: en mi familia.

Mis amigas ( las de antes y las de ahora) no venden sus consejos los regalan, para mi ese es el verdadero valor de la amistad, estar junto a una persona sin juzgarla este donde este, haga lo que haga. Como me dijo una amiga: “Si hemos estado contigo cuando has estado alli, ahora ¿como no vamos a estar? Estaremos contigo siempre”


Publicado en Irene Goikolea |

11 Comentarios en “Un alineamiento de Irene Goikolea”

  1. Una_duda Dice:

    Seguro que ella sí que se ha ocupado de sus hijos, mientras vosotr@s teníais que anteponer el “proyecto” a vuestros niños. Ójala las madres y padres que aún están en Amalurra puedan pronto liberarse y volcarse en esos niños… Ánimo.

  2. maite Dice:

    Cuando Irene tuvo a sus hijos, su marido quedó exento del trabajo que hacíamos el resto. Ella tenía “dedicación exclusiva” al proyecto por lo que sus hijos tenían que estar atendidos por su padre. Ningun padre o madre mas, quedó exento del trabajo, porque nosotros siempre hemos tenido que demostrar nuestra dedicación y entrega al proyecto.

  3. nube Dice:

    joder si es verdad ñlo que cuentas que asco pero hacia todos unos por dejarse engañar y a irene por su actuaccion

  4. Alberto Dice:

    ¿Entonces, un alineamiento consiste simplemente en que La Divina te dice cómo debes conducir tu vida y tu obedeces a su mandato?.Pensaba que era algo más…. espiritual.
    ¿Esto lo hace de manera individual o convoca reuniones donde realiza “alineaciones” colectivas?.

    Por lo que habéis ido contando, en esa comunidad asumisteis aún sin ser conscientes de ello, los votos de pobreza, castidad y obediencia. Ya lo dije una vez. Amalurra es un Palmar de Troya vasco.
    E Irene, no ofrece una imagen mucho menos ridícula que el Papa Clemente. Eso sí. Todavía le queda un trecho para lograr la cantidad de seguidores, la cuantía de las donaciones y la basílica que construyó el falso cura andaluz.
    No falla: crea un iglesia de la nada, logra un número suficiente de feligreses y vivirás sin dar palo al agua toda tu vida.
    Si alguien te cuestiona no hay más que recurrir a La virgen, a Maestros Ascendidos, o a Cualquier otra Cosa Que Suene Elevada.
    Como son infalibles, a mandar, a disfrutar de la pasta y a decir chorradas que muchos aplaudirán.

    Cualquier día monto yo una. Jajajaja

  5. Pako Dice:

    Esa señora os tenía absorvidos, y a algunos todavía les sigue teniendo.

    Leyendo este blog, siento una mezcla de pena y estupefacción, porque te voy a ser sincero: ¿cómo se puede ser tan gilipollas de entrar en una dinámica tan absurda? Es que además a esa señora se le ve venir, a la legua además.

  6. nube Dice:

    si señor pako, se le ve venir a irene ,le vi una vez estando en su hotel hospedado y me dijeron quien era y la verdad que tiene escrito en su rostro,rostro duro y tirada palante, hace falta estar ciego para no darse cuenta ,pero ya ves algunos se dejan engañar de una lagrima

  7. Jose Dice:

    Creo que los últimos comentarios que estoy leyendo están un poco faltos de rigor. Lo primero es informarse un poco del “fenómeno” de las sectas y el motivo que puede llevar a una persona normal a verse atrapado por un grupo de estas características. Ciertamente parece increible que alguien pueda renunciar a su vida anterior y convertirse en un esclavo de un grupo de manipulación psicológica. Mas conocidos como sectas destructivas. Pero ocurre y cualquiera en determinadas circunstancias puede caer en la trampa sobre todo si no está bien informado. De hecho las sectas se presentan de multitud de formas y su apariencia no delata-en principio- su naturaleza interna. La oferta siempre es atractiva y la presentación varía en función de la clientela. ¿Quien no diria que la vida tal y como la presenta al principio Irene no tiene cierto encanto? Todos estamos un poco hasta los cojones-con perdón- de nuestra vida y en el fondo subyace la inquietud por cambiar. Esto es lo que conocen las sectas y es donde hacen su trabajo proselitista.
    Aunque se que alguien se puede sentir molesto es cierto que en principio hay que tener un perfil…digamos no dominante. Si además estamos pasando un mal momento, la persona que nos “presenta” a la secta es de nuestra confianza y la oferta de la secta nos gusta, es muy posible que caigamos en la trampa.
    Evidentemente si estos cuatro casos no se dan es muy difícil que la secta pueda traspasar nuestras defensas psicológicas y lo mas probable es que cuando oigamos la primera vez su “mensaje” les mandemos a la mierda.
    Por lo tanto os pido un poco de seriedad al tratar el tema. Es la mejor forma de ayudar a que este blog tenga la mejor utilidad.

  8. Alberto Dice:

    Evidentemente el tema es serio. Pero forma parte de la normalización poder ver lo ridículos que son los fundamentos en los que se basa la manipulación de la mente y el comportamiento de las personas que han tenido la debilidad de confiar en la paranoias de la fundadora de la secta.
    No le quita un ápice del rigor con que deben tratarse estos temas decir que las alineaciones y las canalizaciones son estupideces mediante las cuales se consigue convertir a personas con criterio propio en instrumentos al servicio de una persona con un ego y un afán de lucro desmesurado.
    Irene Goikolea nunca podría hablar así de las maniobras que emplea para controlar a sus acólitos. Yo sí, afortunadamente.

    Parte del proceso de liberación consiste en poderla mandar a la mierda después de haber estado conviviendo con sus mentiras, creyéndolas, y reconocer y decir en voz alta que esos “maestros” que regían tu vida son una puta mentira que una tramposa empleaba para manejarte. Y reírte de ellas. Y reírte de lo ingenuo que fuiste. Y volver a empezar con el corazón liberado. Y reírte con antiguos compañeros de “trayecto”, y poder. al fin, reírte con tu famulia.
    Probablemente es la parte más difícil. Y la más importante. Y la más seria.

  9. Una_duda Dice:

    Estoy completamente de acuerdo con Jose. Es una pérdida de tiempo pensar cómo estas personas han podido ser engañadas y han obedecido ciegamente a Irene Goikolea. Lo importante es evitar que alguien más caiga en las redes de Irene Goikolea, y también que los que están atrapados hoy en día en la tela de araña en Artzentales logren escapar, cuanto antes mejor. Yo creo que esa es la idea prioritaria: desmontar el universo de Irene Goikolea para que nadie más caiga en sus redes, y los que están atrapados puedan salir. Creo que cometemos un error si empezamos a juzgar a las personas-víctimas. A la que hay que dar “leña” es a la susodicha.

  10. buho gris Dice:

    Yo estoy de acuerdo Alberto en que son ellos los que han de reirse y seguramente que lo estarán haciendo y creo que tambien pensaran que fue una estupidez creer a esa farseante. Lo que a mi tampoco me ha gustado nada es que se les juzgue y se les insulte ya que que han tenido la valentia de mostrar la verdad de la secta de Irene en este blog, arriesgandose a quedar como unos pardillos. Juzgarlos, insultarlos y criticarlos, puede llevarlos al silencio y lo que necesitan es comprensión de todos los que leen y colaboran en el blog.

  11. Alberto Dice:

    Exacto. Yo y muchas personas en este blog hemos dicho que valoramos enormemente la labor que realizan las personas que escriben contando su experiencia en Amalurra (algo que, por otra parte, sólo pueden hacer ellos). De hecho eso es lo que más daño hace a esa timadora, porque nadie ha podido decir todavía que lo que se cuenta aquí son mentiras.
    Contar experiencias tiene muchísima más utilidad que dar opiniones, y muchos de los que seguimos este blog a diario estamos aprendiendo cada día gracias a lo que esas personas publican. Cualquier juicio de valor está de más, y lo que están demostrando es que les sobra valor para poner las cartas sobre la mesa con sus nombres y apellidos. Se han convertido en los malos para sus antiguos compañeros de viaje y en unos ingenuos para algunas (pocas) personas, pero lo que hacen no seríamos capaces de hacerlo todos, a lo mejor tampoco los que les critican.
    Ojalá ellos se estén al fin riendo de lo que tanto pesar les produjo. Eso es lo que yo les deseo. A carcajadas. Y a seguir adelante.

Deja un Comentario