Últimas Entradas »
Últimos Comentarios »
Entradas Populares »

La vida

Escrito por admin el 20 Junio 2012 – 20:17

Hay una mujer que fue de amalurra que está muy mal, a punto de morir y esta circunstancia me ha provocado el tener un sentimiento de querer escribir unas líneas. Porque ella, es alguien especial para mi, es de las pocas personas del grupo de las que guardo muy gratos y buenos recuerdos, auténticos de verdad, sin tintes de terapia, sino de amistad. Sé que también es especial para Irene, y que cuando ella se fue, a Irene se le fue un gran apoyo, sobre todo a nivel económico, porque esta persona es de dinero. La experiencia me dice que si no hubiese sido rica, para Irene hubiese sido del montón, porque siempre por casualidad, las personas que han sido especiales para ella y a las que les ha concedido ciertas licencias, que a los demás no concedía, siempre han sido, gente con dinero. La gente que ha tenido el “privilegio” de estar invitada en su casa durante los seminarios siempre era la gente que manejaba pasta, los demás nunca daban el perfil, aunque se mataran a trabajar por el proyecto y a adularla y cumplieran con sus obligaciones de alineamiento a pies juntillas.
Esta mujer ha sido una luchadora que ha estado durante años enferma, y hace un tiempo, después de mucho pensárselo se fue, porque veía que a nivel personal no avanzaba. Su enfermedad le dio el coraje suficiente como para poder escucharse a si misma y abandonar una “terapia” que no le estaba aportando nada, sino que por el contrario le estaba minando mas y mas.
La verdad que nadie nos esperábamos un desenlace tan rápido de su enfermedad, ni tan siquiera ella, es una pena que haya pasado tan poco tiempo fuera de las garras de Irene, disfrutando de la libertad, en comparación del tiempo que ha pasado con ella. Porque esta mujer ha soportado, aún estando ella malita, el interminable y aburrido monologo, que Irene le soltaba por teléfono, sobre lo mal que se lo estaba pasando por culpa de los que nos habíamos ido. No tenía en cuenta que se lo estaba contado a alguien que estaba enfermo y que tenía mas que suficiente con lo suyo, y que debía guardar las energías para ella, en lugar de tener que soportar que le calentaran la cabeza con desbarres mentales. Pero este es un ejemplo de la compasión y la empatía de Irene con la gente, porque no sabe tener en cuenta las circunstancias de la persona a la que le está soltando la chapa, aunque las circunstancias sean como en este caso, que está convaleciente de una enfermedad grave.
Conozco a Irene y como no es la primera vez que alguien que ha sido del grupo esta gravemente enfermo, puedo suponer y seguro que no me equivoco, que en lugar de callar y rezar por ella para que se vaya en paz, estará argumentando que el avance de la enfermedad, es debido a que abandonó el grupo.
Me enerva solo el pensar, que esté utilizando esta historia y a esta persona, para manipular, asustar y mediatizar a los que le siguen, me parece indecente, indecoroso y deshonesto. Me enerva porque lo ha hecho en anteriores ocasiones y estoy segura de que lo seguirá haciendo.
Lo digo, porque me vienen a la memoria diferentes personas, entre ellas
a un hombre que falleció hace unos años y como tuvo Irene la desfachatez de decir que había sido por no seguir el alineamiento. En aquella ocasión, en lugar de tener la delicadeza de consolar a su pareja (que seguía en el grupo) como es debido y callar respetando su dolor, la llevó por alineamiento, a enfrentarse con la antigua compañera y los hijos, provocando situaciones muy desagradables y violentas, en un momento sensible para todos ellos y que tuvieron unas consecuencias nefastas para ella.
También recuerdo a otro que abandonó el grupo y al de un tiempo le sobrevino una enfermedad grave y todo lo que tuvimos que escuchar sobre las causas de la enfermedad. Esta persona mas tarde volvió, buscando una salida desesperada, pero como Irene no es Dios, aunque le prometió recuperación no pudo sanarlo (según ella porque no seguía el alineamiento). Recuerdo las tonterías que tuvimos que escuchar, sobre los motivos de su marcha, cuando él decidió dejar el grupo de nuevo. El decidió irse, porque no podía seguir el alineamiento que Irene le daba, seguirlo suponía un enfrentamiento con su pareja, que era quien lo estaba cuidando con absoluta dedicación y cariño y él sentía que el alineamiento no le llevaba a ningún sitio ya que no le daba paz, todo lo contrario se la quitaba , culpabilizándolo enormemente. Cuando el sentimiento de culpa no es bueno para nadie, pero menos para una persona enferma. Pero en este caso también Irene conocía mejor que el mismo las causas de su marcha y por supuesto, no eran las que él decía tener.
Esta vez, yo estoy fuera y no la oigo, pero aunque no soy adivina me puedo suponer lo que estará diciendo, por lo cual quiero denunciar de nuevo el peligro que supone Irene y alzar la voz por todos aquellos de que a pesar de estar muy graves, han estado en boca de esta descarada. Alzar la voz porque les ha utilizado para sus propios fines, sin ningún tipo de respeto ni escrúpulo, ante lo que les estaba pasando, aunque ellos no se hayan enterado.
Quiero dejar constancia de este tipo de actuaciones de Irene, porque sé que tanto el abandono de las filas de amalurra, como el no seguir el alineamiento, no tiene nada que ver con el avance de ninguna enfermedad, como tampoco tiene nada que ver con la llegada de alguna calamidad. Las cosas llegan, al margen de la relación que uno tenga con amalurra. Pero ella es tan poco respetuosa y tan inculta, que utiliza todas estas situaciones tan difíciles de la vida como son las enfermedades, para sacar conclusiones erróneas, basadas casi en supersticiones medievales. Conclusiones que son los argumentos que apoyan sus teorías baratas, sin tener en cuenta y mucho menos respetar a la persona, ni al entorno íntimo de la persona a la que esta haciendo mención.
El problema, es que no sabe estar callada, le encanta escucharse sus tonterías a las que ella les da un valor divino, llegándolas a considerar, como enseñanzas de una nueva conciencia. Pero es muy grave hablar tan ligera de enfermedades de la gente, cuando además ellos no te han dado permiso para sacar conclusiones absurdas sobre su estado físico ni psíquico.
Por otro lado, me enteré por casualidad porque Lekeitio es muy pequeño, que alguien de amalurra estaba mal, más tarde supe que le habían operado y que todo había salido bien y de verdad que me alegro mucho. También sé, que no querían que nadie se enterara, pero me supuse, que es debido, a que han llegado a tal punto de ridiculez, que para ellos, que alguien de sus miembros mas destacados este malo, es considerado como una mancha en el currículo de Irene y de amalurra. Como si los que estamos fuera fuésemos a sacar las mismas conclusiones que ellos sacan de los demás y a hablar de por que si o por que no, yendo contra amalurra.
No creo que Irene haya sido y sea lo suficientemente respetuosa como para dejarle sacar sus propias conclusiones sobre su enfermedad. Aunque por otro lado esta persona, esta al lado de Irene porque quiere, con lo cual tiene que añadir a su convalecencia, la desgracia de estar bajo el “ala protectora” de Irene, que es una carga mas a su enfermedad, en lugar de ser un alivio.
Y para finalizar me dirijo directamente a ti, espero Irene, que de esta experiencia, aprendas a respetar a las personas, a respetar sus decisiones, sus palabras y también sus silencios y que por esta vez no saques conclusiones baratas sobre lo que le esta pasando a esta mujer. Ha pasado y punto, no tiene marcha atrás, así que por favor, por una vez en tu vida, respeta su dolor y el de su familia y estate en silencio, sin dar consejos sin que te los pidan. Y si tienes que sacar conclusiones sácalas sobre tu vida, sobre como te va a ti, pero no sobre los que ya no estamos contigo y muchísimo menos sobre los que nunca han estado. No tienes nuestro permiso. Déjanos en paz, porque vivimos como hemos decidido vivir.
Además resulta que nadie estamos libres de ponernos enfermos, ni de que nos ocurra una desgracia, a cualquiera nos puede pasar, en cualquier momento, pero eso no depende de estar o no estar en amalurra, o de hacer o no “trabajo interno”. Amalurra no es refugio, no es un lugar en el que te puedas proteger de las experiencias “non gratas” de la vida. Se que te hubiera encantado que nos hubiese ido mal a todos los que nos hemos ido, para demostrar que tus paranoias son verdad, pero decirte que aunque nos hubiera pasado algo a todos, porque a algunos les ha pasado, esto no ha sido consecuencia de haber abandonado amalurra, o la falta de conciencia o de “trabajo interno” como a ti te gusta hacer creer a los que te rodean, han sido las circunstancias de la vida. Nadie estamos libres, nadie. Tu tampoco.
Así que por favor, dedícate a lo tuyo y saca las conclusiones sobre tu vida basándote en tu experiencia, ya que ahora vas de investigadora experimental. Y no saques conclusiones en tu propio beneficio a costa de las desgracias de los demás. Deja de una vez por todas de aprovecharte de la gente.


Publicado en General | 73 Comentarios »