Últimas Entradas »
Últimos Comentarios »
Entradas Populares »

El sentido de amalurra.

Escrito por admin el 16 Marzo 2010 – 20:58

Hace unos días recibí  un mail de un amigo que ha estado actuando de payaso, con una ONG en la India, que me impactó por la terrible descripción de la cruda realidad de millones de seres, viviendo, en la mas pura indigencia, pero a  la vez me ha llevado a una nueva reflexión sobre mi paso por amalurra.
El mail me hizo rememorar, como Irene en todos estos años, nos ha censurado nuestra falta de entrega, nuestra poca alegría en el trabajo, nos ha censurado por no saber transmitir a la gente que se acercaba,hasta nosotros, el sentido de nuestra comunidad, ha censurado nuestras dudas….etc. Nos ha comparado en infinidad de ocasiones con la gente que acompaña a Amma, hablándonos de la alegría de sus rostros, de su entrega y de su ilusión a pesar de  trabajar incansablemente de sol a sol.
Estando allí, en muchas ocasiones, me preguntaba que nos ocurría, que pasaba verdaderamente en nuestro interior, para no poder trabajar con una sonrisa. Que ocurría para no poder transmitir a los demás el sentido de nuestro trabajo y de nuestra comunidad. Me veía a mi misma sin poder justificar ante los mios, que no nos íbamos de vacaciones, que no teníamos tiempo para disfrutar con ellos porque había que volver enseguida a amalurra, que no teníamos dinero a pesar de trabajar los dos, para costearnos un coche, que dejaba a los niños al cuidado de la comunidad y me iba con Irene a los seminarios. Para mantener mis pensamientos a raya y no torturarme, muchas veces, me comparaba con las comunidades de diferente índole, las cuales como nosotros, vivían juntas, rezaban, se entregaban a una causa o a Dios. Porque ellos como nosotros, tienen unos pocos días de vacaciones y los dedican (como nosotros en los primeros tiempos que dedicábamos nuestras vacaciones a ir a ceremonias, a la siembra, a la búsqueda de visión, a ver a la familia…) al ejercicio espiritual y viven en la austeridad….. Me comparaba con ellas y me tranquilizaba pensando que aunque yo no tenía esa vocación tan fuerte, quería aprender de su ejemplo de entrega y de alegría. Porque, en cambio cuando buscaba la motivación de falta de tiempo libre y de dinero, en que teníamos un negocio y había que trabajar en él, me quedaba vacía, porque no encontraba el sentido a tanto trabajo. Como dije en el post anterior, con el tiempo y la distancia, he comprobado que nos faltaban el entusiasmo, y la alegría, porque no encontrábamos el sentido a nuesta vida, no le encontrábamos el por qué a nuestra entrega. Hoy al leer el  mail, de nuevo se me ha hecho una luz y podido ver aún mas claramente la razón de nuestra desazón alli. Voy a colocar un extracto del mail, donde habla de las monjas:

“Ayer actuamos en dos hogares de la Hermanas de la Caridad de la Madre Teresa en Kolkata. Por la mañana estuvimos en la casa “Daya Dan” (Regalo de la misericordia) y por la tarde en “Shishu Bhavan” (Casa de los Niños). El primero es un hogar donde estas hermanas de entrega incombustible y voluntad de acero acogen a los niños disminuidos mentales que nadie quiere. El segundo es un hogar para los niños huérfanos. Al llegar allí nos recibió una hermana española, cuyo nombre y procedencia obviaré, pues tal es el anonimato  y la discreción con la que desarrollan su tarea. Mostraba el mismo rostro de felicidad que habíamos conocido en las otras hermanas. A pesar de su duro trabajo de jornada entera, a lo largo de todo el año sólo tienen nueve días de retiro espiritual anual, se las ve con una envidiable vitalidad.”

¿ Por que esas monjas tienen una energía incombustible y voluntad de acero? mostraban un rostro de felicidad y ¿se las ve con una envidiable vitalidad? Al margen de la fe, que pueda sostenerlas, considero que el entregar tu vida entera, por  endulzar un poco la vida de los mas necesitados de la tierra, le da un sentido transcendental que ilumina tu interior y todo lo que tienes alrededor. Esas monjas están desarrollando una labor social impresionante, un amor desinteresado a los mas necesitados maravillosa, que pocos seres humanos son capaces de hacer o están llamados a hacer. Esto  llena su vida de sentido. Lo mismo ocurre con la gente que está junto a Amma, la labor social que desarrollan es lo que ha dotado de sentido a sus vidas y les ha dado credibilidad ante la gente.
Una labor de entrega desinteresada hacia los demás, es lo que le da a uno la posibilidad de sacar lo mejor de si mismo y los sentimientos mas excelsos como la compasión, la misericordia, la piedad, pero no entendidos desde nuestra cultura judeo-cristiana castrante, sino como los sentimientos humanos mas puros y verdaderos.
Y esta labor social desinteresada hacia los demás, era lo que nos faltaba allí y sin que nos dieramos cuenta, es lo que le resta credibilidad al proyecto. Nosotros nos estábamos entregando sin darnos cuenta, al interés personal de una sola persona, que se estaba enriqueciendo con nuestro trabajo. Una persona que ademas, nos culpaba por no entregarnos de corazón al bien comunal, cuando allí, era evidente que no existía. La imposibilidad de entregarnos a algo intangible, a algo inexistente, era lo que quebraba nuestra voluntad, nuestra verdadera entrega y en definitiva nuestra vida. Ahora comprendo porque había tanta gente que veía tristeza en nuestras miradas, era el espejo de nuestro espíritu, que sabía perfectamente que nuestro trabajo no repercutía en un bien común, en un bien para la humanidad, sino en un interes puramente personal de una sola persona.
Este engaño es decir, aprovecharse de la buena voluntad y del buen corazón de la gente, tenerla condenada, culpada, autoexigiéndose cada día mas, por algo que no es verdad, me parece trágico. Es terrible, entregar tu vida, cuando te estan engañando haciéndote creer que aquello estas realizando es uno de los trabajos más encomiables de la tierra aunque tu no veas los frutos. Es inhumano que despues de entregar todo, te hagan creer que sino hay frutos, es debido a tu soberbia y a tu falta de entrega.
Creo que esta gran duda sobre el sentido de la comunidad y el sentido del trabajo, es lo que mas desgasta vitalmente a la gente de amalurra y curiosamente es uno de los temas de los que menos se pueden hablar allí. Con lo cual el malestar existencial que frecuentemente sufríamos se debe, en parte, a un defecto de escucha. Cuando uno se escucha, aprende a discernir dónde están los puntos dolorosos y cuáles son las razones de tal inquietud vital. Pero alli ni nos escuchábamos a nosotros mismos, ni escuchábamos a  quien tenía la valentía suficiente de hablar de sus dudas sobre el trabajo y el proyecto. Escucharle con empatía y tranquilidad, dejandole hablar y que de esta manera se tranquilizara, suponía tener que oir a Irene decir, que te habías hecho  uno con él en el resentimiento,que tu también opinabas lo mismo. En su visión, a alguien que manifestaba dudas, había que cortarle, no hacerlo suponía estar en el mismo lugar. Para ella dudar era igual a resentimiento. Por lo tanto, en lugar de escuchar y dejar que las dudas nos calaran y nos llevaran a otra realidad, acallábamos el sufrimiento, llevándo a quien se manifestara,  incluso a culparse. Nunca se comprenderá lo suficiente en amalurra, el bien que supone ser escuchado por alguien, tener la sensación de que los sentimientos y pensamientos que uno experimenta en sus adentros son acogidos generosamente por un interlocutor que se dispone, libremente, a asumirlos, a integrarlos y a recibirlos en su propia interioridad sin juzgarlos, ni fiscalizarlos. Ser escuchado es un acto de liberación, pero también de catarsis. Espontáneamente sentimos placer al ser escuchados, pero no se trata de un placer sensitivo, sino espiritual. Experimentamos que crece nuestra autoestima cuando alguien nos dedica tiempo y se fija en nuestros sentimientos, razonamientos y pensamientos. Porque todos desde lo mas profundo necesitamos ser escuchados, en lugar de que nuestro interlocutor quiera hacernos creer que estamos equivocados e intente cambiar nuestro sentimientos y pensamientos a toda costa.
El placer de ser escuchada es lo que he experimentado desde que me fui de amalurra. De esta manera comprendí, que  escuchar los pensamientos de una persona, esos pensamientos del corazón que emergen de lo más profundo, es establecer una alianza empática con su ser, consiste en vincularse afectuosamente con el otro, aún en el caso, de estar radicalmente en oposición a lo que está expresando. Gracias al amor de todos los que escucharon abiertamente,mis experiencias, mis sentimientos,mi dolor, mi rabia y mi resentimiento al salir de amalurra y no me juzgaron, ni fiscalizaron, he podido ir poco a poco recomponiendome y buscándole un verdadero sentido a mi vida.
Considero que la persona que vive con sentido se enfrenta más fácilmente a cualquier contrariedad, por dura que sea. El sentido se convierte en fuerza motriz, en empuje, para vivr la vida en su total plenitud.


Publicado en General | 51 Comentarios »