Últimas Entradas »
Últimos Comentarios »
Entradas Populares »

El sentido de amalurra.

Escrito por admin el 16 Marzo 2010 – 20:58

Hace unos días recibí  un mail de un amigo que ha estado actuando de payaso, con una ONG en la India, que me impactó por la terrible descripción de la cruda realidad de millones de seres, viviendo, en la mas pura indigencia, pero a  la vez me ha llevado a una nueva reflexión sobre mi paso por amalurra.
El mail me hizo rememorar, como Irene en todos estos años, nos ha censurado nuestra falta de entrega, nuestra poca alegría en el trabajo, nos ha censurado por no saber transmitir a la gente que se acercaba,hasta nosotros, el sentido de nuestra comunidad, ha censurado nuestras dudas….etc. Nos ha comparado en infinidad de ocasiones con la gente que acompaña a Amma, hablándonos de la alegría de sus rostros, de su entrega y de su ilusión a pesar de  trabajar incansablemente de sol a sol.
Estando allí, en muchas ocasiones, me preguntaba que nos ocurría, que pasaba verdaderamente en nuestro interior, para no poder trabajar con una sonrisa. Que ocurría para no poder transmitir a los demás el sentido de nuestro trabajo y de nuestra comunidad. Me veía a mi misma sin poder justificar ante los mios, que no nos íbamos de vacaciones, que no teníamos tiempo para disfrutar con ellos porque había que volver enseguida a amalurra, que no teníamos dinero a pesar de trabajar los dos, para costearnos un coche, que dejaba a los niños al cuidado de la comunidad y me iba con Irene a los seminarios. Para mantener mis pensamientos a raya y no torturarme, muchas veces, me comparaba con las comunidades de diferente índole, las cuales como nosotros, vivían juntas, rezaban, se entregaban a una causa o a Dios. Porque ellos como nosotros, tienen unos pocos días de vacaciones y los dedican (como nosotros en los primeros tiempos que dedicábamos nuestras vacaciones a ir a ceremonias, a la siembra, a la búsqueda de visión, a ver a la familia…) al ejercicio espiritual y viven en la austeridad….. Me comparaba con ellas y me tranquilizaba pensando que aunque yo no tenía esa vocación tan fuerte, quería aprender de su ejemplo de entrega y de alegría. Porque, en cambio cuando buscaba la motivación de falta de tiempo libre y de dinero, en que teníamos un negocio y había que trabajar en él, me quedaba vacía, porque no encontraba el sentido a tanto trabajo. Como dije en el post anterior, con el tiempo y la distancia, he comprobado que nos faltaban el entusiasmo, y la alegría, porque no encontrábamos el sentido a nuesta vida, no le encontrábamos el por qué a nuestra entrega. Hoy al leer el  mail, de nuevo se me ha hecho una luz y podido ver aún mas claramente la razón de nuestra desazón alli. Voy a colocar un extracto del mail, donde habla de las monjas:

“Ayer actuamos en dos hogares de la Hermanas de la Caridad de la Madre Teresa en Kolkata. Por la mañana estuvimos en la casa “Daya Dan” (Regalo de la misericordia) y por la tarde en “Shishu Bhavan” (Casa de los Niños). El primero es un hogar donde estas hermanas de entrega incombustible y voluntad de acero acogen a los niños disminuidos mentales que nadie quiere. El segundo es un hogar para los niños huérfanos. Al llegar allí nos recibió una hermana española, cuyo nombre y procedencia obviaré, pues tal es el anonimato  y la discreción con la que desarrollan su tarea. Mostraba el mismo rostro de felicidad que habíamos conocido en las otras hermanas. A pesar de su duro trabajo de jornada entera, a lo largo de todo el año sólo tienen nueve días de retiro espiritual anual, se las ve con una envidiable vitalidad.”

¿ Por que esas monjas tienen una energía incombustible y voluntad de acero? mostraban un rostro de felicidad y ¿se las ve con una envidiable vitalidad? Al margen de la fe, que pueda sostenerlas, considero que el entregar tu vida entera, por  endulzar un poco la vida de los mas necesitados de la tierra, le da un sentido transcendental que ilumina tu interior y todo lo que tienes alrededor. Esas monjas están desarrollando una labor social impresionante, un amor desinteresado a los mas necesitados maravillosa, que pocos seres humanos son capaces de hacer o están llamados a hacer. Esto  llena su vida de sentido. Lo mismo ocurre con la gente que está junto a Amma, la labor social que desarrollan es lo que ha dotado de sentido a sus vidas y les ha dado credibilidad ante la gente.
Una labor de entrega desinteresada hacia los demás, es lo que le da a uno la posibilidad de sacar lo mejor de si mismo y los sentimientos mas excelsos como la compasión, la misericordia, la piedad, pero no entendidos desde nuestra cultura judeo-cristiana castrante, sino como los sentimientos humanos mas puros y verdaderos.
Y esta labor social desinteresada hacia los demás, era lo que nos faltaba allí y sin que nos dieramos cuenta, es lo que le resta credibilidad al proyecto. Nosotros nos estábamos entregando sin darnos cuenta, al interés personal de una sola persona, que se estaba enriqueciendo con nuestro trabajo. Una persona que ademas, nos culpaba por no entregarnos de corazón al bien comunal, cuando allí, era evidente que no existía. La imposibilidad de entregarnos a algo intangible, a algo inexistente, era lo que quebraba nuestra voluntad, nuestra verdadera entrega y en definitiva nuestra vida. Ahora comprendo porque había tanta gente que veía tristeza en nuestras miradas, era el espejo de nuestro espíritu, que sabía perfectamente que nuestro trabajo no repercutía en un bien común, en un bien para la humanidad, sino en un interes puramente personal de una sola persona.
Este engaño es decir, aprovecharse de la buena voluntad y del buen corazón de la gente, tenerla condenada, culpada, autoexigiéndose cada día mas, por algo que no es verdad, me parece trágico. Es terrible, entregar tu vida, cuando te estan engañando haciéndote creer que aquello estas realizando es uno de los trabajos más encomiables de la tierra aunque tu no veas los frutos. Es inhumano que despues de entregar todo, te hagan creer que sino hay frutos, es debido a tu soberbia y a tu falta de entrega.
Creo que esta gran duda sobre el sentido de la comunidad y el sentido del trabajo, es lo que mas desgasta vitalmente a la gente de amalurra y curiosamente es uno de los temas de los que menos se pueden hablar allí. Con lo cual el malestar existencial que frecuentemente sufríamos se debe, en parte, a un defecto de escucha. Cuando uno se escucha, aprende a discernir dónde están los puntos dolorosos y cuáles son las razones de tal inquietud vital. Pero alli ni nos escuchábamos a nosotros mismos, ni escuchábamos a  quien tenía la valentía suficiente de hablar de sus dudas sobre el trabajo y el proyecto. Escucharle con empatía y tranquilidad, dejandole hablar y que de esta manera se tranquilizara, suponía tener que oir a Irene decir, que te habías hecho  uno con él en el resentimiento,que tu también opinabas lo mismo. En su visión, a alguien que manifestaba dudas, había que cortarle, no hacerlo suponía estar en el mismo lugar. Para ella dudar era igual a resentimiento. Por lo tanto, en lugar de escuchar y dejar que las dudas nos calaran y nos llevaran a otra realidad, acallábamos el sufrimiento, llevándo a quien se manifestara,  incluso a culparse. Nunca se comprenderá lo suficiente en amalurra, el bien que supone ser escuchado por alguien, tener la sensación de que los sentimientos y pensamientos que uno experimenta en sus adentros son acogidos generosamente por un interlocutor que se dispone, libremente, a asumirlos, a integrarlos y a recibirlos en su propia interioridad sin juzgarlos, ni fiscalizarlos. Ser escuchado es un acto de liberación, pero también de catarsis. Espontáneamente sentimos placer al ser escuchados, pero no se trata de un placer sensitivo, sino espiritual. Experimentamos que crece nuestra autoestima cuando alguien nos dedica tiempo y se fija en nuestros sentimientos, razonamientos y pensamientos. Porque todos desde lo mas profundo necesitamos ser escuchados, en lugar de que nuestro interlocutor quiera hacernos creer que estamos equivocados e intente cambiar nuestro sentimientos y pensamientos a toda costa.
El placer de ser escuchada es lo que he experimentado desde que me fui de amalurra. De esta manera comprendí, que  escuchar los pensamientos de una persona, esos pensamientos del corazón que emergen de lo más profundo, es establecer una alianza empática con su ser, consiste en vincularse afectuosamente con el otro, aún en el caso, de estar radicalmente en oposición a lo que está expresando. Gracias al amor de todos los que escucharon abiertamente,mis experiencias, mis sentimientos,mi dolor, mi rabia y mi resentimiento al salir de amalurra y no me juzgaron, ni fiscalizaron, he podido ir poco a poco recomponiendome y buscándole un verdadero sentido a mi vida.
Considero que la persona que vive con sentido se enfrenta más fácilmente a cualquier contrariedad, por dura que sea. El sentido se convierte en fuerza motriz, en empuje, para vivr la vida en su total plenitud.


Publicado en General | 51 Comentarios »

Ilusiones rotas

Escrito por admin el 8 Marzo 2010 – 13:32

Lo que mas pena me da,de toda esta historia es, el tiempo perdido. Cuando compramos las tierras y  pensamos hacer una comunidad, fue con el sueño, de vivir alli una vida plena y feliz  resultó ser una vida tortuosa y complicada. Tengo la amarga sensación de que Irene nos fue robando el sueño y se aprovechó de nuestro trabajo, para crear una obra con la que ella pasase a la posteridad. Nos robó el sueño de vivir una vida feliz y nos robó los mejores años de nuestra vida.
El ser humano según cientos de pensadores a lo largo de la historia de la humanidad, es capaz de auscultar una llamada interior. Y dicen que solo cuando escucha atentamente esa llamada que emerge de sus adentros, se percata de que es, lo que quiere desarrollar en la vida y el contenido que la dotará de sentido, que la hará valiosa y llena de significado. Cuando uno es capaz de auscultarla y de vivir conforme a ella, vive una existencia feliz. Porque vive acorde con su ser mas intimo y esta adecuación entre la vida exterior y la vida interior, es la felicidad. En cambio, Irene nos  robó desde siempre la capacidad de escuchar esa llamada interna de cada uno, manifestandose ella como quien escuchaba e interpretaba la llamada, por eso es por lo que la gente de amalurra no es feliz. Viven en permanente conflicto con lo que naturalmente experimenta su ser y con lo que Irene ordena.Conviven con miedo de manifestar sus verdaderos deseos, las rarisimas veces que son capaces de sentirlos. ¿cuantas veces hemos oido, la frase de que la vida siempre te coloca a un maestro externo, en este caso ella, que es el que es capaz de traducirte el mensaje interno, porque uno mismo con su mente se engaña?
Solo quien está acostumbrado a analizarse a si mismo y a escuchar su cuerpo y su mundo interno, percibe los pasos que tiene que dar para realizar su propio proyecto. Alli la interpretación se ha dejado en manos de alguien que la está usando para su propio bien personal, sin dejar que la gente sea capaz de vivir su propìa vida.
Y creo que solamente cuando uno vive identificado con el  sentido de su vida, experimenta el entusiasmo de vivir. Porque no vive el tiempo apesadumbrado, esperando el breve momento de descanso para liberarse de su penosa vida cotidiana, de los turnos, de las reuniones, del trabajo del hotel, del restaurante….llegando a casa arrastrando los pies y pensando que al día siguiente hay que ir al trabajo, sin haber disfrutado lo mas minimo del fin de semana.
La palabra entusiasmo proviene del griego y significa tener un dios dentro de si. Solo las personas entusiastas pueden resolver los problemas que se les presentan. Por eso en amalurra  los problemas no se resuelven y quedan coleando y van creciendo con el paso de los años. Porque no hay entusiasmo, hay resiganción cristiana, culpa. Todo esto desemboca en que la gente tenga cada vez menor autoestima y de esa poca autoestima es de lo que se retroalimenta Irene. La persona entusiasta cree en su capacidad de transformación de las cosas, cree en si misma, en los demás, en la fuerza que tiene para transformar el mundo y su propia realidad. En amalurra no hay personas entusiastas, nunca las ha habido o por lo menos no se han manifestado, en nadie ha habido capacidad de cambio, de transformación. Hay que reconocer que una persona entusiasta hubiese hecho sombra a Irene y eso ella jamás lo hubiese permitido.
Y hace mucho, que en amalurra dejaron de haber personas optimistas, personas que creen que algo bueno va a ocurrir, inclusive que anhelan que ocurra,que son capaces de ver el lado positivo de las cosas. Creo que es muy distinto ser optimista que entusiasta, porque personas optimistas ha habido, pero estas hace tiempo que se callaron, porque con Irene es imposible, ver el lado amable de las cosas. Ella en su analisis, siempre ve, el lado mas drámatico y enrevesado del asunto.
Y ¿sabeis por que no hay entusiasmo? Porque una de las máximas para el entusiasmo es sentir que lo que estas haciendo tiene sentido y  en amalurra, lo que se hace no tiene sentido, por mucho que se quiera encontrar, diciendo que es un lugar para recuperar los valores y que a través del trabajo externo, se hace un trabajo interno en el cual aprendes de entrega, de solidaridad, de desinteres.No hace falta tanta trabajar tanto, para recuperar los valores, ni para hacer una evolución personal.Lo único que podía haberle dado un sentido al trabajo, hubiese sido una obra social, saber que tu trabajo y el dinero que se genera a traves de él, repercute en ayuda a los necesitados. Irene lo sabe y por eso siempre ha hablado de que se hará en un futuro. Pero la obra social se podía haber hecho desde el principio si Irene lo hubiese considerado importante.  En cambio, hace mucho tiempo que el sentido se perdió en los bancos, en las deudas, en las obras faraónicas, en las reuniones sin fundamento, en el trabajar por trabajar……cuando llegamos había un sentido, vivir una vida alternativa, distinta, pero Irene la fue transformando, sus intereses fueron cambiando.
Desde el principio usó  la maldita culpa, culpa por no confiar en ella, culpa por quejarte, culpa por alegar algo distinto, culpa por estar enfermo y no poder trabajar. Culpa por quererte ir de vacaciones, culpa por querer poner a tus hijos por delante del proyecto, culpa por no defenderla, culpa por no habernos responsabilizado del corte con la familia, culpa por no poder conseguir los préstamos….en fin una penuria tras otra…. y al principio lo soportabamos bien, éramos jóvenes, habíamos abandonado nuestra vida anterior y  teníamos ilusión, pero ella poco a poco nos la fue minando.
Si miro los escritos de las reuniones del principio y miro los del final de mis días en amalurra, su discurso hacía nosotros no cambió, es el mismo.Estabamos resentidos con ella, no la poníamos en su sitio, no la repetabamos, no la reconocíamos… Alguien que se fue hace 12 años me dijo: ” Maite, olvidate nunca vais a limpiar el camino con Irene”. Yo quise con todo mi corazón darle la vuelta a esta frase y siempre creí que lo íbamos a conseguir,  de ello dependía nuestra paz y felicidad. Nunca olvidé esta frase, pero me llevó años darme cuenta de que nunca lo conseguiríamos,que era una tarea imposible, que era su manera de tenernos enganchados a ella, sintiendo que la debíamos algo. Ha estado 15 años echándonos la culpa de todo lo que pasaba en amalurra y de lo que le pasaba a ella.
Jamás escuchamos de sus labios una palabra de reconocimiento o agradecimiento hacia nuestro trabajo, siempre nos decía que el querer ser reconocidos y que nos agradecieran lo que hacíamos era nuestro ego y ella no lo haría, porque luego nos subíamos a un lugar que no nos correspondía. El otro día leyendo a un filosofo catalán, me quedé pasmada, porque dentro de las necesidades espirituales de las personas, hablaba de la necesidad de ser reconocido y la necesidad de gratitud. Describía esta última, como la necesidad de sentirse agradecido por lo que uno ha hecho. Y que a la vez, eso era la necesidad de reconocimiento. Que como el ser humano es frágil, tiene necesidad de gratitud, necesitamos que nos digan gracias por lo que hemos hecho, por lo que hemos dicho. Decía que es una necesidad muy humana que afecta al plano espiritual, pero tambien al interpersonal. Cuando leo todas estas cosas escritas por gente reconocida internacionalmente, con una trayectoria profesional y humana impecable, no puedo mas que pensar lo equivocada que he estado siguiendo a alguien que no tenía formación, que se jactaba de haber leído dos libros en su vida y tiene a sus espaldas una trayectoria de estafa, engaños y mentiras considerable. Y a pesar de todo ello, se considera una Maestra.
Sé que nunca van a poder dar argumentos contra los mios, jamas podrán decir que Irene no nos impuso entrar en la estafa de las células,no podrán defender que amalurra e Irene se han beneficiado de esta estafa, y han dejado a gente en bancarrota, no podrán nunca decir que no cogía el dinero de los niños para pagar su casa de Zalla. No podrán desmentir que  pagábamos sus teléfonos y su seguridad social, sin que nadie supiera nada. No podrán dar argumentos para decir que no es su voz la que se oye en los audios, no podrán decir que no cogió dinero de la sociedad para arreglar su casa de Mazarredo, no pueden negar que gastó millones con la tarjeta del hotel sin que nadie lo supiera,y tantas y tantas cosas. No pueden negar todo lo escrito, aunque se esfuercen en decir que estoy mintiendo, ellos saben que es verdad, no pueden engañar a su corazón, porque no se puede engañar a la verdad.
 Ellos saben que los sentimientos, el resentimiento y todo lo que he manifestado aqui, son sentimientos comunes de todos los que viven a su lado y que por tanto, ellos también han sentido  alguna vez, aunque luego se han culpabilizado por sentirlo. Por mucho que la quieran defender, se enfaden conmigo, me critiquen y me insulten, en la soledad de su habitación, ellos saben que lo que yo manifiesto aqui, es cierto y no tienen contra mi, mas que el débil argumento de decir, que estoy resentida y me alimento de odio.


Publicado en General | 44 Comentarios »