Últimas Entradas »
Últimos Comentarios »
Entradas Populares »

Amalurra y la familia

Escrito por admin el 27 Febrero 2010 – 9:45

Van pasando los dias y poco a poco también los años desde que nos fuimos de amalurra y en la misma medida, va pasando el resentimiento y la mala hostia. Durante mi estancia en la comunidad, jamas pensé que la vida fuera, sería tan dulce, plácida y llena de satisfación, siempre me la imaginaba mas complicada, insulsa e incluso dura, pero contrariamente a mi pensamiento, complicada, dura e insulsa ha resultado ser, la vida alli.
En los muchos momentos que tuve el impulso irme, casi siempre despues de algún enfado con Irene, mi marido me lo frenó, por miedo a que después estando fuera me arrepintiera. El también deseaba irse, pero esperó pacientemente a que mi decisión no fuera un impulso, sino que fuera una decisión meditada, reflexionada e inalterable. Aguantó estoicamente en amalurra, sin comulgar en muchos momentos con la dirección que estaban tomando los acontecimientos, por amor hacia su familia. Tuvo la sangre fria de aguantar y a la vez, seguir trabajando muchisimo y con alegria para la comunidad y de aportar sensatez a las aburridas reuniones nocturnas, que estaban  llenas de impulsos emocionales irrefenables, que hacían que estas se convirtieran en una jaula de grillos. Jamás me dijo que quisiese ir, pero porque él ya sabía que yo no lo iba a apoyar, que yo estaba unida emocionalmente a Irene y por ende al proyecto, pero siempre decía que el día que yo le dijese en serio, que me quería ir, él se venía conmigo, porque lo primero para él, éramos los niños y yo, en amalurra o fuera de amalurra.
Yo debo de confesar, aunque me avergüence de que si se hubiese dado el caso al reves, que es él, el que se hubiese querido ir, seguramente nuestro matrimonio se hubiese roto y no por falta de amor, sino por una pérdida de papeles por mi parte. Es tal el sectarismo que existe en amalurra, que se vive cerrado en el seno de la comunidad porque se considera que alli habita la verdadera verdad y que fuera de ella no. Siempre se ha confundido el deseo de irse con  resentimiento y de hecho ha habido muchas parejas que se han roto, porque uno quería quedarse y el otro no. Es terrible, que al final, gane la verdad sectaria al amor. Pero en mi caso hubiese sido también de esa manera, yo no hubiera ido con mi marido, convencida de que si me iba con él, seguía al resentimiento y yo debía de pensar en lo que era mejor para mis hijos y para mi misma, optando para ello permanecer en la comunidad. Luego al margen a la historia de seguir al resentimiento, hay que añadirle otra que está por medio,  y que hace a los padres muy vulnerables, y son los niños. Cuando estas alli, estas completamente convencido, que para los niños irse de aquel paradisiaco lugar, dejar a sus amigos y salir de “la protección” que supone para ellos vivr alli, les va a suponer un gran trauma. Una vez fuera te das cuenta, de la capacidad de los niños para hacerse a un nuevo entorno, a una nueva vida, de hacer nuevos amigos y que fuera viven mas felices que alli, porque tienen lo que mas desea un niño, tienen a sus padres con ellos, mirandoles, en lugar de como están los padres en amalura, que están mirando a algo ajeno, no a los niños.
Las separaciones han ocurrido durante toda la historia de la comunidad, y estan ocurriendo en este momento . Las parejas se separan porque uno desea permanecer  y el otro no. Se cultiva tan poco el amor en la pareja que este termina siendo muy frágil y vulnerable. Por el contrario, Irene cultiva con verdadero mimo, el enganche emocional hacia ella, haciendose pasar por imprescindible en la vida de la gente, con lo cual tristemente, en las parejas, acaba ganando el enganche con ella y las separaciones se van sucediendo. Evidentemente  alli se tiñe la separación, como un mal entendimiento en la pareja y asi se vende al exterior. Aunque todo el mundo sabe en su interior mas profundo, que la brecha en la pareja ha surgido, por un malentendido con Irene o por desavenencias con las decisiones o con el rumbo de los acontecimientos en amalurra, no por verdaderos problemas intimos y que fueran insalvablesde la pareja.
Una vez de que sales y recuperas poco a poco los verdaderos valores, es cuando eres consciente de la cerrazón y la ceguera tan absurda que reina en amalurra, pero esto solo se ve desde el exterior, no desde dentro. Personas que han tenido a sus parejas en amalurra y ellos no han estado, hablan del gran sufrmiento que supone esta circunstancia de estar uno fuera y el otro dentro, porque son dos mundos irreconciliables, que no tiene absolutamente nada que ver. Todos coinciden en señalar que sentían que la presencia de Irene planeaba en la relación de una manera  permanente, constante ,siendo este, el motivo por el cual, se originaban la mayoria y los mas grandes conflictos.
Cuando puedo distanciarme del problema que me une a los amalurros, y los contemplo por un momento desde la lejanía y la neutralidad, me da verdadera pena, que nadie se de cuenta de que está echando su vida por la borda, viviendo una vida llena de conflictos y problemas causados unicamente por la circunstancia de pertenecer a amalurra, no por el devenir propio de la vida. Al estar fuera puedes hacer un ejercicio de reflexión y comparar tu vida de antes y la de ahora, entonces ves con  tristeza la gran equivocación que ha supuesto amalurra en tu vida, que los años perdidos no volveran. Este ejercico de comparación con la vida actual, te hace ver claramente que aquello no era vivir la vida, por muy convencidos que estuvieramos de que si la estabámos viviendo.Porque yo sé como viven los de amalurra, he vivido alli muchos años y se como vivo ahora, con lo cual me dan mas pena todavía. Sobretodo los que se separan y  pierden lo que mas quieren en la vida, por seguir a una persona, con la que jamás conseguiran sus sueños. Pero vuelvo a insistir esto esto solo se ve desde fuera, no desde dentro.
Fuera te das cuenta de lo absurdo que es que es irte con tu pareja fuera de amalurra para salvar el matrimonio y seguir vinculado, yendo a trabajar, llevando a los niños y haciendo cursos de milagros con Irene. Porque esto significa no cortar de raiz el problema y seguir arrastrandolo, dandole de esta manera mas importancia al proyecto, que al amor de tu matrimonio. ¿que mas da abandonar de verdad  amalurra si lo que está en juego tu familia? Pero estoy segura, que se van con la esperanza de que sus parejas cambiaran y podrán volver, no se van con la idea de que la marcha es definitiva y no se dan cuenta, que mantener el vinculo es lo que mina la familia.
Fuera también te das cuenta  de lo absurdas que son las broncas en las parejas de amlaurra, por el uso de ese lenguaje tan endémico y manido, que conlleva en si mismo, una visón muy parcial de la vida . Por lo tanto, romper de esta manera tan impune familias, me parece un atentado contra la dignidad y lo mas sagrado de las personas. Pero tristemente Irene está rodeada de personas, que prefieren perder el matrimonio y la pareja, antes de perder, un lugar en la conciencia. Al final estas personas se encuentran en la tesitura de tener que elegir entre la pareja y “la conciencia”.

La gran paradoja de todo esto, es que Irene basa su trabajo en la familia y en la libertad. Para lograr la tan nombrada libertad, el primer paso que tuvimos que dar fue el de despojarnos de los enganches que teníamos con nuestra familia y amigos. Lo que entonces no vimos, ni mas tarde tampoco, es que ella entraba en nuestras vidas, ocupando ese gran vacio afectivo que teníamos, al haber roto con los seres mas queridos. Súbitamente, aprovechando nuestra vulnerabilidad, ocupó un lugar relevante y durante estos años  ha luchado hábilmente por mantenerse ahi, con lo cual, la libertad en amalurra no existe porque el enganche con ella es poderosísimo.
Y por otro lado, las familias de amalurra siempre han ocupado un segundo plano, la atención siempre ha estado centrada en el proyecto, en el trabajo para el proyecto y en ella. La familia nunca ha sido lo mas importante, se ha cultivado de palabra, pero no con hechos, no en la práctica y por eso en amalurra las familias son tan frágiles y se rompen con tanta facilidad. Solo espero de todo corazón, que algún día acabe toda esta locura y la gente de amalurra pueda recuperar la vida.


Publicado en General | 35 Comentarios »