Últimas Entradas »
Últimos Comentarios »
Entradas Populares »

Amalurra y la familia

Escrito por admin el 27 Febrero 2010 – 9:45

Van pasando los dias y poco a poco también los años desde que nos fuimos de amalurra y en la misma medida, va pasando el resentimiento y la mala hostia. Durante mi estancia en la comunidad, jamas pensé que la vida fuera, sería tan dulce, plácida y llena de satisfación, siempre me la imaginaba mas complicada, insulsa e incluso dura, pero contrariamente a mi pensamiento, complicada, dura e insulsa ha resultado ser, la vida alli.
En los muchos momentos que tuve el impulso irme, casi siempre despues de algún enfado con Irene, mi marido me lo frenó, por miedo a que después estando fuera me arrepintiera. El también deseaba irse, pero esperó pacientemente a que mi decisión no fuera un impulso, sino que fuera una decisión meditada, reflexionada e inalterable. Aguantó estoicamente en amalurra, sin comulgar en muchos momentos con la dirección que estaban tomando los acontecimientos, por amor hacia su familia. Tuvo la sangre fria de aguantar y a la vez, seguir trabajando muchisimo y con alegria para la comunidad y de aportar sensatez a las aburridas reuniones nocturnas, que estaban  llenas de impulsos emocionales irrefenables, que hacían que estas se convirtieran en una jaula de grillos. Jamás me dijo que quisiese ir, pero porque él ya sabía que yo no lo iba a apoyar, que yo estaba unida emocionalmente a Irene y por ende al proyecto, pero siempre decía que el día que yo le dijese en serio, que me quería ir, él se venía conmigo, porque lo primero para él, éramos los niños y yo, en amalurra o fuera de amalurra.
Yo debo de confesar, aunque me avergüence de que si se hubiese dado el caso al reves, que es él, el que se hubiese querido ir, seguramente nuestro matrimonio se hubiese roto y no por falta de amor, sino por una pérdida de papeles por mi parte. Es tal el sectarismo que existe en amalurra, que se vive cerrado en el seno de la comunidad porque se considera que alli habita la verdadera verdad y que fuera de ella no. Siempre se ha confundido el deseo de irse con  resentimiento y de hecho ha habido muchas parejas que se han roto, porque uno quería quedarse y el otro no. Es terrible, que al final, gane la verdad sectaria al amor. Pero en mi caso hubiese sido también de esa manera, yo no hubiera ido con mi marido, convencida de que si me iba con él, seguía al resentimiento y yo debía de pensar en lo que era mejor para mis hijos y para mi misma, optando para ello permanecer en la comunidad. Luego al margen a la historia de seguir al resentimiento, hay que añadirle otra que está por medio,  y que hace a los padres muy vulnerables, y son los niños. Cuando estas alli, estas completamente convencido, que para los niños irse de aquel paradisiaco lugar, dejar a sus amigos y salir de “la protección” que supone para ellos vivr alli, les va a suponer un gran trauma. Una vez fuera te das cuenta, de la capacidad de los niños para hacerse a un nuevo entorno, a una nueva vida, de hacer nuevos amigos y que fuera viven mas felices que alli, porque tienen lo que mas desea un niño, tienen a sus padres con ellos, mirandoles, en lugar de como están los padres en amalura, que están mirando a algo ajeno, no a los niños.
Las separaciones han ocurrido durante toda la historia de la comunidad, y estan ocurriendo en este momento . Las parejas se separan porque uno desea permanecer  y el otro no. Se cultiva tan poco el amor en la pareja que este termina siendo muy frágil y vulnerable. Por el contrario, Irene cultiva con verdadero mimo, el enganche emocional hacia ella, haciendose pasar por imprescindible en la vida de la gente, con lo cual tristemente, en las parejas, acaba ganando el enganche con ella y las separaciones se van sucediendo. Evidentemente  alli se tiñe la separación, como un mal entendimiento en la pareja y asi se vende al exterior. Aunque todo el mundo sabe en su interior mas profundo, que la brecha en la pareja ha surgido, por un malentendido con Irene o por desavenencias con las decisiones o con el rumbo de los acontecimientos en amalurra, no por verdaderos problemas intimos y que fueran insalvablesde la pareja.
Una vez de que sales y recuperas poco a poco los verdaderos valores, es cuando eres consciente de la cerrazón y la ceguera tan absurda que reina en amalurra, pero esto solo se ve desde el exterior, no desde dentro. Personas que han tenido a sus parejas en amalurra y ellos no han estado, hablan del gran sufrmiento que supone esta circunstancia de estar uno fuera y el otro dentro, porque son dos mundos irreconciliables, que no tiene absolutamente nada que ver. Todos coinciden en señalar que sentían que la presencia de Irene planeaba en la relación de una manera  permanente, constante ,siendo este, el motivo por el cual, se originaban la mayoria y los mas grandes conflictos.
Cuando puedo distanciarme del problema que me une a los amalurros, y los contemplo por un momento desde la lejanía y la neutralidad, me da verdadera pena, que nadie se de cuenta de que está echando su vida por la borda, viviendo una vida llena de conflictos y problemas causados unicamente por la circunstancia de pertenecer a amalurra, no por el devenir propio de la vida. Al estar fuera puedes hacer un ejercicio de reflexión y comparar tu vida de antes y la de ahora, entonces ves con  tristeza la gran equivocación que ha supuesto amalurra en tu vida, que los años perdidos no volveran. Este ejercico de comparación con la vida actual, te hace ver claramente que aquello no era vivir la vida, por muy convencidos que estuvieramos de que si la estabámos viviendo.Porque yo sé como viven los de amalurra, he vivido alli muchos años y se como vivo ahora, con lo cual me dan mas pena todavía. Sobretodo los que se separan y  pierden lo que mas quieren en la vida, por seguir a una persona, con la que jamás conseguiran sus sueños. Pero vuelvo a insistir esto esto solo se ve desde fuera, no desde dentro.
Fuera te das cuenta de lo absurdo que es que es irte con tu pareja fuera de amalurra para salvar el matrimonio y seguir vinculado, yendo a trabajar, llevando a los niños y haciendo cursos de milagros con Irene. Porque esto significa no cortar de raiz el problema y seguir arrastrandolo, dandole de esta manera mas importancia al proyecto, que al amor de tu matrimonio. ¿que mas da abandonar de verdad  amalurra si lo que está en juego tu familia? Pero estoy segura, que se van con la esperanza de que sus parejas cambiaran y podrán volver, no se van con la idea de que la marcha es definitiva y no se dan cuenta, que mantener el vinculo es lo que mina la familia.
Fuera también te das cuenta  de lo absurdas que son las broncas en las parejas de amlaurra, por el uso de ese lenguaje tan endémico y manido, que conlleva en si mismo, una visón muy parcial de la vida . Por lo tanto, romper de esta manera tan impune familias, me parece un atentado contra la dignidad y lo mas sagrado de las personas. Pero tristemente Irene está rodeada de personas, que prefieren perder el matrimonio y la pareja, antes de perder, un lugar en la conciencia. Al final estas personas se encuentran en la tesitura de tener que elegir entre la pareja y “la conciencia”.

La gran paradoja de todo esto, es que Irene basa su trabajo en la familia y en la libertad. Para lograr la tan nombrada libertad, el primer paso que tuvimos que dar fue el de despojarnos de los enganches que teníamos con nuestra familia y amigos. Lo que entonces no vimos, ni mas tarde tampoco, es que ella entraba en nuestras vidas, ocupando ese gran vacio afectivo que teníamos, al haber roto con los seres mas queridos. Súbitamente, aprovechando nuestra vulnerabilidad, ocupó un lugar relevante y durante estos años  ha luchado hábilmente por mantenerse ahi, con lo cual, la libertad en amalurra no existe porque el enganche con ella es poderosísimo.
Y por otro lado, las familias de amalurra siempre han ocupado un segundo plano, la atención siempre ha estado centrada en el proyecto, en el trabajo para el proyecto y en ella. La familia nunca ha sido lo mas importante, se ha cultivado de palabra, pero no con hechos, no en la práctica y por eso en amalurra las familias son tan frágiles y se rompen con tanta facilidad. Solo espero de todo corazón, que algún día acabe toda esta locura y la gente de amalurra pueda recuperar la vida.


Publicado en General | 35 Comentarios »

La cruzada de San Miguel

Escrito por admin el 24 Febrero 2010 – 10:50

Creo que no es necesario, recordar a Bixen lo que el pueblo piensa de él y no solo de él, sino de todos los de amalurra. El mal rollo es evidente, pero cuando yo vivía allí ( me supongo que los que quedan harán lo mismo,) me engañaba conformándome con que alguien me saludaba, el otro me hablaba y pensando que entre los del pueblo tampoco había una verdadera camaradería. Creo tampoco se habrán olvidado de aquella vez que casi nos linchan en fiestas de S. Miguel, allí se vió clarísimo la animadversión de los del pueblo hacia nosotros, como siempre fuimos por encima de las aguas, pero en este caso nos salió mal, por poco salimos mal parados.
Todo ocurrió porque sospechabamos que unos jóvenes del pueblo eran los que nos estaban haciendo las pintadas de “amalurra secta”, amalurra kanpora” y decidimos hacer turnos a las noches y vigilarles los movimientos. Bixen y otro de amalurra, reconocieron el coche de un chaval del pueblo, pero no podían asegurar, que le hubiesen visto a él hacer las pintadas que aparecieron mas tarde, junto a donde había estado el coche. Era de noche y no se acercaron lo suficiente como para comprobar quienes eran. En nuestra tónica victimista y vengativa de siempre, fuimos a la ertzaina y denunciamos al chaval, el cual al de unos días se personó en amalurra muy enfadado, asegurándonos que él no había sido, hubo un rifi-rafe con él y nosotros seguimos en lo nuestro, en seguirles y controlarles. Entre nosotros, en la intimidad, fuimos mas allá, haciéndole un diagnostico psicológico barato, para justificarnos en cierta manera de nuestro actuar y comprender el suyo.
Llegaron las fiestas del barrio de S.Miguel, de donde era este chaval y la mayoría de los chavales a los que perseguíamos. Era sábado y después de una reunión, incluida una canalización en la que Irene interpretó que nos decían que la teníamos que defender, nos animó a subir y echar unos bailables en la plaza. Para dar un tono de normalidad a la sitaución, ella por supuesto no vino. Era la oportunidad para poderla defender y asi defender nuestra postura con los chavales ante el pueblo. Osea que, aparte de a bailar ibamos de misión.
Yo  como buena lugarteniente, accedí a sus deseos y convencí aunque vino de mala gana a mi marido. Fui una inconsciente porque al día siguiente teníamos una comida familiar y Jon había quedado en prepararla, pero sus deseos eran ordenes para mi y ella estaba antes que cualquier otra cosa.
Allí fuimos una cuadrilla de amalurros a las fiestas, evidentemente los del pueblo, se sintieron incómodos e invadidos y no comprendían nuestra actitud de aqui no pasa nada. Pero cuando estas en amalurra no eres receptivo en ningún momento a lo que puedan sentir los demas, solo valen tus sentimientos. Entonces las victimas éramos nosotros, porque nos estaban haciendo las pintadas. Tengo que puntualizar, que hubo quien aconsejó a Irene olvidarse del tema de las pintadas,  que era mas sano dejar pasar, pero ella cada vez que aparecían montaba un sanedrín, culpándonos porque nuestro subconsciente y a nuestros sentimientos escondidos eran los causantes de aquella historia. Por supuesto nadie quería tener en su mochila semejante lastre y cada vez que aparecían las pintadas, comenzaba el calvario, de ir a quitarlas de noche, de rezar, de reuniones, de velaciones…..
Voviendo de nuevo al tema, llegamos a San Miguel y alli estuvimos bailando, hablando con los pocos que nos hablaban y contandoles nuestro sufrimiento, de las pintadas, de lo desalmados que eran los jóvenes, ….. Alli en la plaza estaba la madre del chico al que habíamos denunciado bailando a nuestro lado, la estampa era completamente surrealista, hasta que ya por fin se cansó de tenernos a su alrededor y fue a hablar con Jon, porque le conocía de la escuela.
El chico al que habíamnos denunciado estaba sirviendo eln la txosna de la plaza y claro está, no nos quiso servir los tragos, pero uno de nosotros, sin pasar por el filtro de la razón la frase y dejandose llevar por la chulería típica amalurrense le dijo:”Anda sirveme no seas chulito”. Lo que ocurrió después de esa frase, fue lo mismo que ocurre en las peliculas de vaqueros, cuando empiezan dos a pegarse y derrepente esta toda la cantina envuelta en la pelea. Se montó una bronca de película, yo nunca había presenciado nada igual.  Gracias a que unos cuantos del pueblo actuaron de mediadores la cosa no fue a mas, pero podría haber sido drámatico. Eran como las tres de la madrugada de un sábado de fiestas y la gente estaba bebida y con ganas de revancha por lo que le habíamos hecho al chaval. No fuimos conscientes de lo que les suponía a los del pueblo nuestra presencia alli. Tuvimos que soportar insultos, empujones, gritos, fue verdaderamente escalofriante. Nos increpaban y nos gritaban desde todos los lados, gente que no conocíamos de nada. Ellos en cambio, nos conocían. Tengo una frase que me dijo una mujer grabada: “Iros a esa pocilga de ahi abajo”. Refiriendose a amalurra. No he pasado mas miedo en mi vida, ni cuando de joven corría delante de la policía en las manifestaciones. La gente nos tuvo que acompañar hasta el coche, para que no nos hicieran nada. Horrible.
Al día siguiente fue patético, Irene montó el típico vodevil pero, melodrámatico, haciéndonos primero ir donde uno del pueblo, que se suponía que era neutral, pero ante nuestros ojos acusadores, su hijo también estaba implicado, para justificar nuestra actitud. Luego el numerito fue mayor, yendo a casa de los abuelos del chico, que era donde vivía. Los abuelos, con toda la razón, estaban enfadados con Bixen,  le dijeron, que en un pueblo tan pequeño donde todo el mundo se conoce, antes de denunciar hay que avisar, que ellos siempre se habían llevado bien con él. Que se habían llevado un susto de muerte cuando fue la ertzaina a llevar la citación del juzgado a casa. Eran unas personas mayores con los que Bixen tenía trato y se habían pasado un mal trago por nuestra chulería y malhacer. No supimos respetar las normas no escritas que rigen la convivencia del pueblo.  Para enmendar nuestro  actuar, Irene decidió montar el numerito de ir a disculparse y “dejarse sentir” la mala hostia que tenía toda la familia con nosotros. Una inmolación de las suyas, en la que ella quedó ante nosotros, como la heroína sin orgullo,mártir  que se entrega a escuchar y sentir el resentimento de la familia del chaval, que no se cortó nada a la hora de decir lo que pensaban.
 Un numerito mas, porque a día de hoy me pregunto: ¿de que sirvió? ¿ha cambiado en algo la actitud de los amalurros ante los del pueblo? Creo que con aquello que pasó en la plaza, lo que había pasado antes y lo que pasó mas tarde, jamas se ha hecho una reflexión seria, de cual es la actitud de los amalurros hacia el exterior y cambiarla. Creo que a pesar de todas las cosas que han pasado desde entonces. la actitud victimista y chulesca de amalurra sigue siendo la misma. Siguen sin ver ni medir las consecuencias de sus actos, en los sentimentos y en la vida de los demás. Siguen pasando por encima de los sentimientos de los demás sin respetar el espacio, ni los ritmos de nadie.
 Y esta ha sido la actitud con el pueblo siempre, la de pensar que los del pueblo son unos privilegiados que han tenido mucha suerte, porque nosotros montamos alli un negocio y asi se conoce Artzentales en el exterior, porque con nuestros niños reflotamos la escuela y porque yendo tanta gente dimos vida al pueblo.
Jamas llevamos a cabo la vieja sabiduría popular de “Alli donde fueres, haz lo que vieres”. Hicimos todo lo contrario, no tuvimos el tacto de acercarnos con delicadeza a los de pueblo como extranjeros que éramos. Entramos avasallando, sin respetar el ritmo lento de los pueblos, haciendonos poco a poco de alli. Construimos sin control y de prisa, nos metimos en politica enfrentandonos al alcalde y sin querernos enterar de que llegabamos con la leyenda de secta y que el proceso de integración debía de ser lento, porque éramos muchos y con una historia rara para un pueblo tan pequeño. Como nos dijo una vecina de Artzentales hace poco:”Una equivocación, pero con las equivocaciones se aprende en la vida”.


Publicado en General | 11 Comentarios »

¿Bromas? para Irene Goikolea

Escrito por admin el 16 Febrero 2010 – 10:43

Estamos en carnavales, en esta época es cuando uno se puede permitir cualquier broma, cualquier exceso.    Es  un periodo de trasgresión, en el que todo tiene vía libre. Se trata, por tanto, de un período en el que el orden establecido aparece momentáneamente invertido, suspendido por unos días. Y, ¿con qué fin? Precisamente, para restablecerlo luego. Para que acabe venciendo el mismo orden restaurado. Para que la comunidad se recupere a si misma en sus valores permanentes. Y esto es lo que queremos hacer con el blog, invertirlo por un momento para luego seguir en la misma linea. Para ello, nos ha apetecido dejar de lado la tragedia que supone Irene y poder reirnos un rato con ella. Esperemos que os guste, lo que os hemos preparado para vuestro deleite. Para los que no la conoceis deciros que la foto de los dos montajes es su cara. El audio es una broma telefonica, pero os podemos asegurar, que aunque nos hemos reido mucho, a los que hemos estado bajo su influencia, había momentos en que se nos ponían los pelos de punta, porque el método es totalmente basado en la culpa judeo-cristiana, la misma que usa Irene en sus seminarios con lo cual, hemos revivido momentos muy parecidos.

-” Nuevo escándalo filatélico! El servicio de corréos de España a sacado una serie con la efigie de irene goikolea para celebrar sus logros en la gestión de grupos humanos y promoción del  País Vasco.

Sin embargo, con el uso diário, se ha detectado que los sellos no pegaban bien a los sobres y terminaban por desprenderse. Esto enfureció a irene, quien encargó una comisión para investigar la causa del problema.

Tras un mes de pruebas y encuestas, la comisión dió a conocer el resultado de su investigación:

LA GENTE ESCUPE EN EL LADO EQUIVOCADO DEL SELLO! “

culpa.mp3
0:00 / 0:00

Publicado en General | 20 Comentarios »

La lección de Santa Agueda

Escrito por admin el 7 Febrero 2010 – 14:53

El  día 4 de febrero, víspera de Santa. Agueda, fuimos a Bilbao junto con nuestra hija mayor a hacer unas gestiones. Antes de volver a casa, nos dirigimos hacía el Casco Viejo para ver a los diferentes grupos de gente, que salen ese día a la calle a cantar en honor a la santa. Estando hablando con una conocida de Artzentales, detrás nuestro pasó, sonriendonos alegremente, Irene con su hijo, y un pequeño séquito de su grupo de Granada, se dirigían también hacia el Casco Viejo.
Cuando terminamos de hablar, fuimos a la callle hacia la que ellos se habían dirigido y ahí los vimos junto a un grupo que cantaba. Nos colocamos a unos cuantos metros de ellos, para escuchar el canto, cuando inesperadamente, ante nosotros, apareció sonriente y emocionado el hijo de Irene. Saludamos al chaval, y estando hablando con él, se acercó Irene, con parte del séquito, a saludar a nuestra hija mayor. Le plantó dos besos y le dijo los típicos tópicos que se pueden decir, cuando no hay nada que decir. Fue una situación forzada, pero conocida, muy conocida, la habíamos visto en este tipo de interpretaciones, muchas veces, con lo cual no nos sorprendió para nada. Era corroborar de que a pesar de todo el tiempo que ha pasado, después de todas las cosas que han pasado, ella no ha reflexionado en absoluto, y sigue actuando con los mismos guiones viejos y caducos, que la han llevado al fracaso mas estrepitoso como maestra espiritual y como terapeuta. Fue muy curioso, porque era como ver una película, muy conocida, en la que has actuado muchas veces, pero esta vez desde la prespectiva del espectador. Hemos actuado tantas con ella, en estos sainetes, que podemos hasta sentir lo que estaban sintiendo los de Granada: el orgullo de servir, defender y proteger a la Maestra, del odio y rencor de Jon y Maite, como unos auténticos guardaespaldas. Porque esa fue su función, ya que a pesar de que se acercaron con Irene a saludar a nuestra hija, y todos ellos la conocen muy bien, solamente uno de ellos le dedicó una frase, las otras dos se mantuvieron a la expectativa en absoluto silencio. Nos suponemos, que en recompensa por esta actuación, ganaban unos cuantos puntos ante la Maestra. Podemos hasta imaginar la conversación que mantuvieron entre ellos, antes de atreverse a dar el paso de venir, por tantas veces vista y escuchada.
Y … ¿ que decir de ella? la interpretación, fue sublime,magnifica, espectacular, la ha realizado tantas veces en su vida, que le sale a la perfección. Conociendola suponemos, que no desaprovecharía este “movimiento ficticio y forzado” y a la vez que actuaba, les daría unas cuantas lecciones espirituales y de conducta a sus alumnos. La primera, de como no hay que dejarse llevar por el odio y el rencor y tener el coraje y sobre todo la humildad, de dejar todo de lado y saludar a la niña inocente que se encuentra con sus padres. La segunda, demostrar que ella y su personaje de Maestra, están por encima del enfrentamiento que en estos momentos hay entre ella y nosotros. Y la tercera darles un gran ejemplo de perdón y entrega. Seguramente habrá muchas mas lecciones, pero no nos las podemos ni imaginar.
Nuestra lectura, en cambio, dista mucho de las apreciaciones que ella habrá dado a sus acólitos, ya que para nosotros fue un atropello y una gran falta de educación y ética. En esta vida y en esta sociedad existe un código ético basado en el respeto mutuo, aunque exista un enfrentamiento entre las partes. Está claro que Irene no se rige por él, sino por el código que ella se ha inventado  y que considera que es el apropiado y el perfecto para todo el mundo. Ella parece, que sigue sin enterarse de que nadie mas que sus súbditos, aprueban su código, porque este, está basado en el enfrentamiento y en la provocación, no en el respeto. Ella siempre ha camuflado como una muestra de valentía y de expresión, el provocar y pasar por encima de los demás, sin respetar sus sentimientos, ni el espacio, ni el tiempo.
En la situación actual, consideramos que su actuar fue del todo improcedente y de una falta de respeto total, hacia nuestra hija. Si la niña, al ver a su hijo, sabiendo que Irene se encontraba alli, no se dió la vuelta para saludarla, pensamos que ella debe respetar este movimiento, sin provocar con su presencia una situación incómoda, para una chavala de trece años, que aunque sabe lo que está pasando, tiene sus propios sentimientos al respecto y estaba con sus padres. Parece mentira que ella misma se venda, como leímos en su efimera web, como una terapeuta que hace los mapas de ruta, cuando no pudo distinguir la señal de prohibido el paso que le mostraba nuestra hija. Esta vez debió de dejarse el GPS en casa.
Con todo ello, nos quedamos con unas cuantas preguntas sin respuesta:
Si hubiese sido al revés, si somos nosotros los que estamos con nuestra familia y nuestro hijo pequeño, la vemos a ella con su marido y su hija mayor y mandamos de avanzadilla al niño y luego nos acercamos todos (familia incluida) a saludar a su hija. ¿hubiera visto en nosotros, la compasión, el perdón…etc de la que ella alardea o por el contrario hubiera visto lo que nosotros hemos visto en ella? Seguramente nos hubiera puesto a parir entre sus súbditos, diciendo que somos unos soberbios y que nos imponemos, sin respetar su espacio, ni sus sentimientos. Unos sinvergüenzas.
La hemos oído en multitud de ocasiones censurar a quien, estando enfrentada con ella, hacía un regalo a sus hijos, o les invitaba a su casa a comer o dormir, diciendo que esta persona pasaba por encima de ella y que sus hijos no están separados de ella. ¿ que pasa entonces con nuestra hija ? ¿No se le aplica lo mismo? Como dice el refrán: “Consejos vendo, para mi no tengo”. y por último….¿se hubiese atrevido a mandar a su hijo y a venir ella, si hubiese estado sola? No, definitivamente no. Ahí se ve la falta de sinceridad en sus actos, y que siempre necesita espectadores y actores secundarios en sus interpretaciones
Con esta actuación, una vez mas, quedó patente para nosotros, que no le importan ni las personas ni sus sentimientos, que lo único que le importa es seguir engordando su ego y que en este caso, para engordarlo, no dudó en utilizar a sus fieles vasallos y a unos inocentes niños, de nueve y trece años.


Publicado en Irene Goikolea, amalurra | 8 Comentarios »