Últimas Entradas »
Últimos Comentarios »
Entradas Populares »

El Plan (parte I)

Escrito por admin el 26 Septiembre 2009 – 14:35

En el año 1992 una canal, que mas tarde se fue, debió de contactar según contó Irene, con dos seres que deseaban venir a la tierra a realizar una misión especial, pero para ello necesitaban dos familias que estuvieran dispuestas a tenerles. Ella dando muestras de su obediencia y disposición total al cielo, dijo que ella estaba dispuesta a ser la madre de  uno de los dos seres y al de un año se quedó embarazada se supone que de este ser. A partir del  momento en el que se hizo la conexión con el ser, se ideó la gran farsa sobre la que ella ha cimentado todo su proyecto sectario. Según sus propias palabras, el proyecto que mas tarde se conocería como amalurra, se concebía  para posibilitar, que este gran ser desarrollara su magna obra.

Era un ser que venía por primera vez a la tierra y para la realización de este plan necesitaba que doce seres mas le acompañaran a ejecutarlo, y con esto comenzó la campaña de reclutación y captación de Irene. Para llevar a cabo el plan  de salvación necesitaba parejas jóvenes dispuestas a ser los padres de los doce niños, que vendrían a colaborar con el niño de Irene, a elevar la conciencia de la tierra .Todo este montaje estaba por supuesto planeado, avalado y confirmado  por los maestros.

Todos los que entraban a formar parte de amalurra se enteraban del PLAN (que luego había que mantener en un riguroso secreto)  el cual actuaba como un gran gancho para entrar en el proyecto, ¿Quién no ha tenido el sueño infantil de salvar de las garras del mal a la tierra? ¿Quién no ha querido alguna vez en su vida colaborar en un trabajo desinteresado por el bien de la humanidad? Este es el gran gancho de amalurra: EL PLAN por excelencia, si además de colaborar, tu hijo es uno de los protagonistas, mejor que mejor. Te sientes elegido y bendecido por los dioses que te dan el honor de beatificar tu familia, con un miembro santo, que colabora como un apóstol moderno con un Jesucristo de nuestros días. Toda una locura, que ha hecho que la viéramos como la madre de un Mesías que entregaba incluso su vida, por un proyecto excelso.

Antes de que Irene se quedara embarazada todos los mensajes canalizados hablaban de que iba a tener un niño, incluso tenía nombre, Damián. Cuando se quedó embarazada y la ecografía dijo, que era niña, los canales, enseguida canalizamos mensajes en los que se tranquilizaba a Irene del “pequeño” fallo. Quizás este hubiera sido el momento para hacer una seria reflexión y dejarlo todo, pero por aquel entonces a nuestro alrededor todo estaba muy revuelto. Las familias alarmadas por nuestro extraño comportamiento, habían comenzado a juntarse y a hacer reuniones, pusieron una denuncia a Irene acusándola de ser la líder de una secta, de corrupción de menores, estafa y tráfico de drogas. La denuncia quedó archivada, porque no tenían pruebas, pero la historia había saltado a la opinión pública por lo que fue una época de mucho dolor y sufrimiento para todos. Nosotros nos apiñamos al lado de Irene, e hicimos una apuesta muy fuerte: demostrar, costara lo que costará y cayera quien cayera, que la gente, incluidos familia y amigos estaban equivocados, que no éramos una secta y nuestra líder era inocente.

En aquel momento no nos pusimos en los zapatos de las familias, valorando el sufrimiento inutil que habíamos provocado con nuestra actitud, lo importante, como siempre, era el dolor y el sufrimiento de Irene, ni tan siquiera el nuestro. Este ha sido el esquema que hemos repetido una y otra vez a lo largo de todos estos años, jamas hemos valorado el daño que hemos causado, sino el que se le hacía o le hacíamos a Irene. Ella nos ha repetido hasta la saciedad que ella ha perdido la fama y todas sus relaciones, por su entrega total a nosotros, es decir, la entrega a nuestra evolución personal y espiritual. Una deuda que me supongo, jamas será pagada por nadie, por ser demasiado elevada.

Ahora examinándolo desde una posición diferente y desde la distancia que da el tiempo transcurrido, considero, que en todos estos años nos hemos dejado literalmente la vida, para demostrar que no éramos una secta, cuando para todo el mundo era obvio que si lo éramos. Quizás el invertir tanta energía en esta lucha de enfrentamientos con todo y con todos, inclusive con nuestros seres queridos, haya sido una de las razones, para que el sambenito siguiera y la leyenda aumentara.

Lo de PLAN, nos lo creímos todos, nos daba cierto caché en el mundillo espiritual, aunque fuese un secreto, nosotros nos sentíamos especiales e Irene lo ha usado en multitud de ocasiones, como artimaña para culpar a las parejas que planeaban abandonar amalurra . Irse era traicionar el Plan para el que habíamos sido elegidos y alejar de la conciencia a los “hijos discípulos” que habían elegido esa misión para su vida. Cualquier cosa podía ocurrirte si abandonabas, cualquier desgracia podría cernirse sobre la familia, era una gran responsabilidad que no podías eludir yendote de amalurra por un simple enfado o subidón de soberbia.  El tema de los niños le ha ayudado a manipular a los padres para impedir que abandonaran, ejerciendo sobre ellos una gran presión que ella manejaba a su antojo con facilidad.
Cada vez que se ha ido una pareja que tenía un niño de los del plan,  Irene verdaderamente se ha  preocupado mucho de que el niño perdiera su conciencia divina. Hasta ese punto llega su arrogancia, a pensar que amalurra era el mejor lugar, el mas excelso y elevado para el desarrollo espiritual y el resto de la tierra estaba sumida en la mas terrible oscuridad, era el reinado de  la mente, el dinero y el consumismo. “Las luces de neon de la tierra, las del  materialismo han arrastrado a….”dijo una vez, por una persona que se había ido, llevandose a su hijo. Cuando ella es la viva imagen del shopping, no hay mas que entrar en su casa para comprobar lo llena que está de cosas superfluas, abrir sus armarios para ver como rebosan de ropa de marca y darse una vuelta por su casa de Bilbao y contemplar el mobiliario millonario y la obra sin presupuesto que ha realizado.

Al principio todo giraba alrededor del PLAN de los niños, incluso la comunidad se montó sobre estos cimientos , las tierras, el trabajo interno….El trabajo físico que hacíamos en la comunidad, Irene enseguida lo llamó servicio, porque era en pos de esta ONG espiritual que ella se había montado, en beneficio propio.  Ser la MADRE del gran ser hizo que ella ocupara un puesto de privilegio, no en vano los dioses la habían elegido a ella.


Publicado en El Plan | 24 Comentarios »