Últimas Entradas »
Últimos Comentarios »
Entradas Populares »

Mi Verdad

Escrito por admin el 17 Agosto 2009 – 10:01

En cada ocasión que alguien abandonaba Amalurra, nadie de los que entonces nos quedábamos allí, nos poníamos en un momento en el lugar de la persona que lo dejaba, intentando comprender sus razones, sino que en cada abandono se repetía el mismo esquema, marcado por Irene hasta la saciedad. Los que abandonaban se iban porque estaban resentidos, no habían podido darle la vuelta a su resentimiento, no habían sido capaces de dominar su soberbia y esta había vencido. Hemos repetido y hemos oido de boca de Irene la misma cantinela una y otra vez, con cada deserción durante quince largos años.

Yo puedo intuir y saber las burradas que habrán dicho y las que seguirán diciendo sobre mi y mi deserción, todo ello para justificar sus actuaciones, pero he de reconocer que después de casi dos años fuera de Amalurra lo que me siento es liberada. Yo no me fui por resentimiento, ni me fui por soberbia, me fui ( como todos mis antecesores) ,porque no soportaba mas la vida inhumana que llevábamos allí. Me fui porque no soportaba mas el trato vejatorio disfrazado de espiritual, que me/nos dispensaba Irene. He vivido durante 15 años haciendo un verdadero esfuerzo e intentando ilusionarme cada día pensando que la situación cambiaría, es mas, incluso unos días antes de irme, ni tan siquiera me lo había planteado conscientemente, mi vida era aquella y mi mundo se reducía a la comunidad y a Irene. Por supuesto que al principio de salir, estuve resentida, muy resentida, cada día recordaba situaciones en las que ella me había humillado o había humillado a otro y la rabía subía y bajaba por mi cuerpo como una serpiente pitón. Pero poco a poco la sensación fue remitiendo y cada vez que algún recuerdo venía a mi mente era capaz de observarlo como en una película, hasta que por fin, ha llegado el día en el que he acabado riéndome de mi propia imbecilidad. No por ello dejo de sentir lo doloroso y dañino que ha sido el contacto con Irene para tanta gente, el dolor que ha provocado a su alrededor ha sido inmenso, diríase que incalculable.

En la medida en la que he ido rehaciendo mi vida, en esa misma medida he sido capaz de comprender mi comportamiento, he sido capaz de entender mis actuaciones y a que extraño resorte interior se debía mi aguante y sometimiento, cuando yo he sido y soy una mujer rebelde y de un fuerte carácter, es decir todo lo contrario al prototipo de mujer sometida y sumisa, que he tratado de desempeñar allí al lado de Irene. Me creí como ella me decía, que debía de callar y dejar de defenderme y ese era el paso para una evolución espiritual y personal, la paz llegaría cuando domara mi rebeldía y dejara de defenderme atacando. Una verdadera falacia que lo único que ha conseguido es llenarme de frustración por no conseguirlo y me ha mantenido a su lado mas tiempo, como mantiene a todos los que continúan a su lado. No hacen falta los aliniamientos de Irene ni su terapia del tres al cuarto, para un desarrollo personal, considero que sirve para todo lo contrario, para frustrarte y culparte aún mas si cabe. La vida con su innata sabiduría te da sin salir a buscarlas y muchos menos forzarlas ( como hacíamos allí) las oportunidades precisas para un verdadero desarrollo personal, simplemente dejándote llevar por el fluir de la vida, ella misma te sana y te moldea.

La enseñanza que he podido sacar de todos estos años de experiencia me la llevo guardada dentro de mi, y es la que me ayuda a poder ponerme en la tesitura de vida de cualquiera y comprender los diferentes comportamientos y actitudes de la gente ante ella, sin juzgarlos ni ponerme por encima, olvidándome por completo de lo que hemos aprendido en Amalurra de mano de Irene Goikolea. Porque ella sin criticar, juzgaba “con cariño” a todo aquel que no se ajustase a los cánones de comportamiento que ella consideraba que eran los adecuados, permitiéndose inmiscuirse en la vida de cualquiera ( se lo pidiese o no) vendiéndole consejos consejos baratos, cual vendedor ambulante de pelicula del oeste, para cambiar su vida, por un módico precio de 150 euros al mes. Sin respetar en absoluto el tiempo, la manera o el carácter de la persona, sin tan siquiera importarle las consecuencias a terceros que se pudiesen derivar de sus aliniamientos de pacotilla. Todo ello con el debido y medido aval de los maestros.

Al principio cuando comencé con el blog, los motivos que me impulsaron a escribirlos fueron diversos, el que mas fuerza tenía sin duda, era el de denunciar públicamente las maniobras fraudulentas teñidas de espiritualidad de Irene. Me rio solo de imaginarme las elucubraciones que se habrán hecho en las reuniones nocturnas, buscando el motivo por el que escribo el blog, seguro que han llegado a la conclusión de que escribo por venganza, que me mueve el resentimiento y lo mas grave para ellos, que he traicionado a Irene. Después de exprimirse tanto el cerebro han llegado a las mismas conclusiones que habáimos llegado con los anteriores, aunque esta vez la novedad ha sido que han intentando por todos los medios quitarme de en medio, aunque esto tambien lo han intentado con Miguel.

Al salir me costó aceptar que aquello era una secta, había pasado tantos años, defendiendo lo contrario, que me llevó un tiempo aceptar lo obvio. Salí, como salimos todos de allí, desorientada y sin querer hablar con nadie, pero aceptando de buena gana, la generosidad que te ofrecen gratuitamente, la familia y los amigos. Tuve que sentir en mi propia piel el maltrato sutil, no por ello menos cruel, de los amalurros, el mismo que yo había infligido a los disidentes anteriores, para ir templando mi mala leche e ir aceptando donde había estado y las consecuencias que se iban a derivar de ello. Gracias a Dios, tuve con quien llorar, tuve con quien hablar, hubo quien me escuchó, quien me aconsejó, quien me consoló y quien como mi madre, sin decir ni una palabra, me arropó como cuando era niña. Gracias a todos ellos, he ido saliendo de la rabia y he encontrado el verdadero mundo.

Tengo que reconocer que el otro motivo de escribir el blog, quizás mas inconsciente, era forzar a negociar a Irene, yo sabía que no soportaba que se expandieran sus actuaciones, porque como ella decía, sacadas de contexto no tienen el mismo sentido. Gracias a ir escribiendo me he dado cuenta que no tienen sentido ni dentro ni fuera de contexto, porque no hay contexto, porque todo es inventado por ella. Y que ha cometido mas delitos fiscales que el propio Al Capone, pero de eso no se puede encargar el blog, sino la justicia. También debo de reconocer que me está sorprendiendo como está respondiendo Irene al envite, que ha aguantado mas de lo que yo esperaba, y no hemos podido conseguir que se siente a negociar. En todos estos meses hemos ido llenando el blog de contenido, hemos ido desvelando algunos de los secretos de Amalurra y la imagen de Irene como terapeuta y casi casi como ser humano, ante la opinión pública diríamos que es irrecuperable. Con el paso del tiempo se han ido uniendo cada vez mas lectores y colaboradores, con lo cual hemos superado con creces el primer objetivo.

Sin querer también me ha venido muy bien como terapia personal, lanzar a los cuatro vientos que has colaborado en toda esta locura y recordarla de nuevo, me ha sentado estupendamente bien, para quitarme un gran lastre de encima. Cada vez que alguien me decía por la calle que leía el blog, me subían los colores y me avergonzaba, imaginando que pensaría que he estado enajenada al leer lo que escribía. Aunque siempre me han felicitado y me han animado a seguir. Estoy satisfecha porque me consta ( me lo han dicho ellos mismos) que muchos disidentes, a través del blog, se han sentido liberados y pueden hablar tranquilamente del tema. Irene se había encargado de llenar de culpa a la gente que ha estado a su lado, para que al salir se quedaran con todo esa culpabilidad en su interior, con lo cual unos por miedo a las consecuencias y otros por temor a que se descubra su opinión y los amalurros les hagan la vida imposible, no han hablado. Otros en cambio, no han podido hablar porque las consecuencias de su deserción fueron tan dolorosas, catastróficas y dramáticas que han necesitado años de terapia para poder liberarse del lastre. Al ver que salía a la luz la verdad, la gente ha descansado viendo que no hay consecuencias negativas por hablar y que todos al salir hemos sentido lo mismo y lo mas importante, que no estas solo ante Amalurra.y por fin se sabe la verdad, que tantos años ha estado oculta.

Yo seguiré en este viaje, me siento con las fuerzas suficientes para seguir hacia adelante con el blog, tenemos material de sobra para seguir informando a nuestra audiencia de nuestra experiencia amalurrense. Ahora ya no sé cúal es el objetivo, dado que de los dos objetivos que tenía uno se ha cumplido con creces y el otro no se cumplirá, pero tampoco me importa. Irene sopesará hasta donde está dispuesta a aguantar y cuanta correa y tranquilidad mental le quedan después de todos estos meses de despliegue informativo. Ella sabe que aunque se vaya lejos, hasta las antípodas si hace falta, la información del blog, la perseguirá como un fantasma cibernético por todo el planeta.
Maite

Publicado en Irene Goikolea | 25 Comentarios »