Últimas Entradas »
Últimos Comentarios »
Entradas Populares »

La mistica de Irene Goikolea

Escrito por admin el 13 Julio 2009 – 13:41

Hace algunos días cayó en nuestras manos una foto de Irene , con los ojos cerrados y las manos entrelazadas en gesto de profunda oración ante Amma.
Esa piedad es la que le ha proporcionado a Irene no sólo ese lenguaje, con el que caracteriza su guerra contra quien amenace a amalurra, sino que le ha suministrado también la mística para desarrollar una verdadera «cruzada» contra nosotros, los disidentes y la oscuridad. Como antes lo hizo contra quien ella pensaba que era su enemigo y no la comprendia. La historia de amalurra está llena de agresiones verbales, judiciales, amenazas, contra quien ha cuestionado algo razonable o contra quien Irene pensaba que era enemigo. La de amalurra es una historia llena de luchas, cuando comencé a escribirla ( yo era la encargada de hacerlo) me avergoncé muchisimo y fui incapaz de decirselo a Irene, porque me dí cuenta que estaba llena de enfrentamientos: contra “Los hijos del viento del este”, contra los discipulos de Amma, contra los mexicanos de la siembra, contra los del pueblo, contra el alcalde, contra algunos familiares, contra Kalegorria y demas medios de comunicación, contra los que abandonaban el proyecto de convivencia, contra los que abandonaban un grupo de terapia de Irene, contra personas particulares que cuestionaban algo a Irene .¡¡¡Un horror!!! ¡Cuanta gente que ha conocido amalurra, no quiere saber nada , ha huidoy rechaza frontal o sutlmente a Irene!.No se puede escribir la historia de una comunidad que se jacta de ser espiritual,  sin contar la verdad. Lo que ocurre es que contar todas las luchas y enfrentamientos es feo, drámatico,aburrido y pierde el interes y el sentido. Por el contrario, al no contarlas, obvias la realidad y relatas el cuento de hadas que a Irene le encanta contar, lleno de canalizaciones y milagros, faltandole de esta manera rigor histórico y veracidad.

Élla y su círculo más íntimo creen que no está lejos la «batalla del gran día», cuando, según el Apocalipsis los enemigos de Cristo serán exterminados en un lugar llamado Armagedón. Entonces comenzará un reinado de paz. Ellos se sienten instrumentos de esta estrategia. De ahí el sentido de misión que respiran sus actuaciones tanto verbales como judiciales contra “los enemigos”.
Aquí cabe preguntar: ¿de qué Dios estamos hablando? ¿Es el Dios Padre-Madre de la experiencia de Jesús, de la ternura de los humildes, padre de los pobres? Pero este Dios es un Dios vivo, y jamás ordenaría ir contra otros . ¿No estará Irene manipulando el nombre de Dios y el de los maestros (y pecando obstinadamente contra el segundo mandamiento, el de «no usarás el nombre de Dios en vano») para dar sello de legitimidad a una guerra en la que van a caer muchos inocentes?
Es importante darse cuenta de que la misticas fundamentalistas como la de Irene, históricamente, se han dejado manipular en función de intereses del poder, que nada tienen que ver con los intereses de Dios y del pueblo. Concretamente, los hijos de Abraham -judíos, cristianos y musulmanes- han utilizado con frecuencia la creencia de ser «pueblos escogidos» (un mito tribalista) para someter a los demás por la violencia dulce del proceso civilizatorio, o por la violencia dura de las guerras y del sometimiento. Es lo mismo que Irene piensa de que ella es la elegida junto con unos pocos, para un plan de los maestros, para instaurar la nueva conciencia en la tierra, y su lucha a de ser contra los que se oponen  y desvelan este proyecto. Ahora debe ser alegando que los que lo estamos denuciando sus trejemanejes, estamos deliquiendo contra la libertad de expresion y contra la libertad de religión, amen de por injurias y calumnias hacia ella. Para su fundamentalismo religioso, somos  unos delicuentes contra la luz divina de l que ella es la abanderada.
Pero si dejamos a Dios ser Dios,, y damos la centralidad que corresponde a la comunidad de amalurra originaria, entonces queda claro que la guerra y la criminalización son contrarias a la naturaleza de estas instancias. Dios y la idea originaria de amalurra sólo tienen que ver con la búsqueda de la justicia que fundamenta la paz, con el servicio humilde a los semejantes, y con la compasión hacia los mas débiles.
El Dios a quien reza Irene es un ídolo, porque es su propio ego. Ella y sus auxiliares directos, imbuidos de fundamentalismo religioso de Irene son santos de madera hueca, porque son insensibles al dolor ajeno. Los amalurros capitaneados por la divina  necesitan enfrentamiento y bronca, para luego victimizarse y asi sentirse vivos. De ahí, el riesgo que representan para la sociedad, pues creen piadosamente en sus propias fabulaciones  y canalizaciones y de esta manera dan legitimidad a guerras sin sentido y fundamentadas en los delirios de grandeza y el victimismo de Irene.

Jon y Maite


Publicado en amalurra | 23 Comentarios »