Últimas Entradas »
Últimos Comentarios »
Entradas Populares »

Irene goikolea y como entiende ella….. ¡la justicia!

Escrito por admin el 29 Mayo 2009 – 11:07

El día quince de diciembre de 2008, representantes de amalurra s.l., kolitzape s.l., loratze s.l. y varias peronas fisicas, denunciaron a Miguel Ramiro, de injurias, revelación y descubrimiento  de secretos, amenazas, coacciones, usurpación del derecho civil  y falsedad en documento privado, la denuncia eran alrededor de 500 folios y avalada por alrededor de 10 abogados y otros tantos procuradores. Todo un despliegue de medios y de dinero, teniendo en cuenta que para la obtención de pruebas, contrataron a un detective que siguiera a Miguel  y comprobara si había microfonos y a una empresa informática que rastreara los ordenadores de los demandantes. El despliegue ha debido de resultar infructuoso, ya que no han aparecido pruebas que situen a Miguel amenazando,ni coaccionando, ni tan siquiera usurpando ni revelando secretos.
Hará cosa de un año me llamó un miembro de comunidad, despues de que Jon y yo, habíamos tenido por parte de algunos amalurros amenazas, coacciones y diríamos que incluso acoso, con voz de no haber roto nunca un plato se atrevió a pedirme un favor. Me contó que alguien estaba haciendoles la vida imposible, que habían puesto microfonos en amalurra, que Irene tenía el telefono pinchado, que les estaban amenazando a traves de mails, por telefono, …etc. Me preguntó a ver si yo tenía un video grabado hacía unos años de un seminario de Irene y si lo tenía a ver si lo podía devolver. Parece ser que les había llegado la noticia de que alguien había enviado ese video  a la tele. Al principio me enfadé muchisimo, porque despues de como nos habían tratado, era indignante que me llamara como si fuesemos amigos, pero mas tarde me entró la risa, me pareció ridicula su postura de estar aterrados porque la tele tuviera un video. ¿ Que televisión iba a ser capaz de aburrir a su audiencia con un seminario de Irene? Al colgar sentí una alegria terrible de haberme ido, ahora mismo les veía a todos inmersos en la locura de la jefa, 15 años igual,  sentiendose acosada, amenazada….y ahora  con una mayor envergadura,
por supuesto había conseguido lo de siempre; involucrarles a todos.

Cuando me enteré de la denuncia que le habían puesto a Miguel, comprendí la llamada. Ahora quieren quitarnos del medio como sea a todos los que estamos hablando e informando sobre las actividades de Irene, porque consideran que es una injusticia lo que estamos haciendo. Para ello van a emplear todos los medios a su alcance, sin pararse a reflexionar por un instante que en este pais existe la libertad de expresión, y que si queremos contar nuestras experiencias en amalurra somos libres de hacerlo. ¿acaso ella no es libre de manipular a la gente? Porque si nosotros hubiesemos podido demostrar los malos tratos psicologicos y el acoso moral que hemos recibido durante nuestra estanacia en amalurra, tambien hubieramos ido al juzgado, pero esto es dificil de demostrar, no tenemos pruebas tangibles, máxime cuando la parte contraria llevaría cantidad de testigos manifestando lo contrario.

Yo no entiendo de leyes, pero lo que me ha quedado claro despues de leer el auto, es que el juez ha hecho un sobreemiento provisional  de la denuncia y no lo ha visto nada claro. Creo que sin pruebas no se puede demostrar que alguien sea culpable, pero  como siempre, Irene cree estar por encima incluso de la ley y cree que su palabra vale, para que un juez, declare como culpable a alguien inocente. Pero declarar a alguien culpable sin pruebas, usando unicamente su palabra, a Irene solo le vale en el recinto de amalurra. No todo se compra con dinero Irene y un buen abogado no puede cambiar la ley y hacer que un inocente se convierta en culpable, ni tampoco que un culpable sea inocente.

Sabemos que han recurrido el auto, evidentemente el hombre es el único animal que cae dos veces en la misma piedra. En este mismo blog hemos publicado las sentencias de cuando Irene acusó a un familiar por atentar contra su honor y como  entonces recurrió y perdió. Está claro que hay enseñanzas que ella misma imparte, que lleva a la práctica porque le convienen y en este caso es: ” Vete hasta el final con lo que sientas”.  Lo que no sabemos es lo siente, porque quizas sea orgullo o quizas sea venganza, aunque ambas emociones no sean dignas de una maestra espiritual. Lo que no tengo tan claro es si  llevaria esto hasta el final, si fuese su dinero el que está gastando en todo este despliegue, o si sería capaz de hacerlo ella sola sin involucrar en la denuncia a todos los discípulos, inclusive a todas las sociedades que giran alrededor de amalurra.

Despues de haber permanecido durante 15 años junto a ella, sé a ciencia cierta, que a parte de estar culpándoles a sus discípulos de todo lo que está pasando con Miguel, con Jon, conmigo, con el blog…son ellos los que tendrán que asumir la parte económica, para asumir su irresponsabilidad de no defenderla y dejar que todo esto esté ocurriendo. Todo un derroche de responsabilidad por  parte de Irene, como siempre. Porque otra de sus enseñanzas es: “Responsabilizate y asume con humildad las consecuencias de tus actos”. Pero por supuesto, esta enseñanza  a ella no le conviene, porque la responsabildad de las consecuencias de los actos de Irene, históricamente la han asumido sus discípulos.  Ella bastante cruz tenía y tiene con tener por culpa de ellos su imagen desvirtuada.

Por último añadir que yo soy propietaria del 25% de una de las empresas que han denunciado a Miguel (amalurra ostatua s.l.) y no quiero tener ninguna responsabilidad en dicha denuncia, porque yo se a ciencia cierta que él es inocente de las acusaciones tan perversas que se le han hecho. Como confió en que la justicia demuestre quien es aqui, el verdadero culpable, el tiempo acabará poniendo a cada uno en su sitio y creo que nosotros no tendremos que hacer ningún despliegue de medios, ni económico, para que esto suceda.

La libertad ama a la justicia

La libertad ama a la justicia

Maite

Etiquetas: ,
Publicado en Irene Goikolea | 27 Comentarios »

Los perros de Paulova IV

Escrito por admin el 23 Mayo 2009 – 11:05

Un día un familiar me escribió una carta en la que me decía que:” nuestro matrimonio era un trío en el que Paulova ocupaba un puesto muy significativo…”.Lo leí con sorpresa , en el momento no sabia a que venia. Lo conté en el grupo y la bronca fue monumental. Paulova lejos de comprender e interpretar correctamente el mensaje, ya que en aquellos momentos ella le daba mucha importancia a los sentimientos, y lejos de producirle empatía, fue como si yo mismo hubiera escrito la carta. Me vi en la obligación de pedir explicaciones en casa, con el consiguiente disgusto por parte de ellos, claro está.

Esta fue una practica habitual por parte de todos los miembros de la jauría con Paulova a la cabeza. Nuestros familiares optaron por no decirnos nada, mejor dicho se resignaron a ello, ya que lo contrario era una bronca continua, y en cierta manera era perdernos de vista para siempre, o al menos ese era su sentimiento. Paulova vivía al margen , según decía:”se había expuesto a una denuncia pública”, y con esto nos tapaba la boca una y otra vez. Nos repetía hasta la saciedad que lo ocurrido era nuestra responsabilidad y que ella había puesto su vida en todo esto. Indudablemente que había puesto la manera de ganarse la vida, y además muy bien, o mejor dicho exageradamente bien. Paulova era un genio de las finanzas , propias por supuesto…

Aún no habiamos asimilado las enseñanzas chamánicas del pueblo americano, se le ocurrió que tenía que ir a New York en busca de esa unión entre el cielo y la tierra, una gran quimera. Yo era un perrito cero a la izquierda, es decir sin voz ni voto como la mayoría de los canes masculinos. Un buen día se nos presentó con una gran capa y un planteamiento nuevo. La verdad que Paulova siempre ha sido una turmix espiritual

Sin respetar los tiempos creía tener todo el conocimiento necesario para ocupar el lugar de gente a la cual le había costado toda una vida llegar allí.¡Claro, tenía el beneplácito de sus oráculos particulares, y escuchaba de ellos lo que quería escuchar, o lo interpretaba a su manera;de tal manera que ocupaba un lugar privilegiado en la jerarquía espiritual mundial.¡Teníamos un verdadero lujo!

El trabajo espiritual que desarrollábamos no tenía parangón, era único, sin embargo no tenía nombre ni forma, hasta que se le ocurrió a Paulova asemejarlo a una diana, en el exterior estaban los prejuicios y todas las ideologías que tantos años nos habían acompañado,en la capa inferior estaba la culpa que impedía que las actuaciones tuvieran otro destino, y por último el verdadero dolor lo que nos atoraba a la rueda del karma. No dudo de que no pueda ser así, pero realmente Paulova repetía los mismos esquemas que predicaba , ya que su método estaba basado en la culpa, es decir a rey muerto rey puesto.

Paulova comenzó a dar seminarios, que osadía, los agentes comerciales eramos nosotros los perritos de la jauría, era una necesidad apremiante, nuestra domadora no tenía credibilidad, ni ningún tipo de prestigio, como es natural, simplemente tenía un circo de perritos y perritas adiestrados para hacer lo que ella les pidiera, y nosotros naturalmente obramos en consecuencia. Entró más gente en el grupo, gente con problemas reales, gente necesitada de ayuda, perritos que hoy en día siguen en la perrera, podemos pensar que Paulova actuaba desde la inocencia de quererles ayudar, en aquellos momentos pudo ser, pero hoy en día diría que solo piensa en ella que es una victima, y que vive de ello, de chupar de la piragua. Esto es un deporte muy común hoy en día.¡Oh, no!…Hemos llegado a escuchar: baserritar hori oso listia da! .¡Pues si, sin lugar a dudas, pero de trabajo espiritual cero patatero !. Las cosas como son…

Comenzamos las obras en nuestro paraíso particular,fue en verano, estuvimos trabajando

de sol a sol, ya que el lugar era un zarzal. Ilusionados , y realmente con espíritu. Paulova

llegaba a la hora de comer con su familia, a mesa puesta por supuesto, y nos arengaba con las parábolas de la pradera. Para ella era muy fácil, ni tenía que madrugar, ni tenía que hacer nada , solo hablar, lo curioso que del cielo nadie le decía:¡Que morro tienes!.

No hubiera estado mal. Nosotros empezábamos a juntarnos con nuestras perritas, claro esta cuando Paulova lo creía conveniente, ella administraba cuando la energía estaba clara, y cuando no, por los comentarios que estoy leyendo en blog:” Cómo pudisteis estar tan engañados….etc” lo que hicimos no es nada del otro mundo, hoy es el día que he visto hacer a gente adulta infantilismos del estilo, no es de extrañar. No eramos ni somos idiotas, sin capacidad de raciocinio, al contrario eramos y somos gente muy capacitada, pero sin embargo estuvimos y algunos están en esta tela de araña.

Paulova era la reina y señora del lugar, mientras los perritos fieles no parábamos de trabajar. Me acuerdo que estando todos trabajando en nuestros trabajos llegó el fin de semana y fuimos a trabajar a las diez de la mañana, pues la bronca fue monumental, enseguida nos vino el alineamiento:”No estábamos de corazón, y teníamos que ir para las ocho”…Por lo tanto los perritos adiestrados y obedientes teníamos que levantarnos a las siete de la mañana los fines de semana para realmente estar en una conciencia celestial. La verdad que lo hicimos, hicimos bien o mal , no lo se, pudimos rebelarnos y plantarnos. Pues puede que si, pero a nivel particular, y con el consiguiente perjuicio, ya que Paulova no era directa en la reprimenda, sino que utilizaba sus acólitos para ello. Imaginároslo, no sabes por donde te viene las hostias, pero sin embargo estas tocado. En frío es fácil decir:”¿Cómo pudiste hacer….?, sin embargo ¿Qué hubiera podido hacer?…No es broma….


Etiquetas: ,
Publicado en amalurra | 38 Comentarios »

Los perros de Paulova (parte III)

Escrito por admin el 14 Mayo 2009 – 22:38

Nuestros círculos caninos eran muy simples, cada cual ocupaba su lugar en el círculo, y Paulova abría el turno de palabra…Las preguntas iban enfocadas directamente en base a la información que disponía como consecuencia del chivateo. Nuestros sentimientos siempre eran de sentirnos pillados, de no tener escapatoria-tal vez buscábamos la pureza-, aunque lo que provocábamos a nuestro alrededor era bronca

Llegaron las alianzas con otros grupos de toda la península, enseguida destacábamos como perritos-as muy trabajadores, y la gente en cierta manera nos quería, ya que no somos canes agresivos ni ibamos sembrando rencores, sin embargo nuestra querida Paulova demostró en estos encuentros su naturaleza real-no pegaba un palo al agua, y además se creía en posesión de la única verdad-como es de suponer los miembros de los demás grupos se mosqueaban, y la veían como la verdadera reina que es. Os podéis imaginar el ridículo que hacíamos intentando defenderla ante esta gente, porque en realidad es indefendible.

Las reprendas por parte de Paulova eran continuas:-no me defendéis, no me colocáis en mi lugar…-, la replica a estos reproches era impensable, ya que castigaba generalmente en grupo y el escándalo era exponencial, tanto habiendo sido la actuación de pensamiento como de acción. Aquellos días fueron interminables, la semana no tenia fin. Paulova empezaba a hacer proxenetismos del trabajo. Pero eso si, el del prójimo, ya que ella tenia bastante con consultar a sus perritas oráculo, lo cual la dejaba hecha polvo, por ende toda la crítica externa que recibía era culpa nuestra, ya que según su teoria no nos responsabilizabamos de los pasos terapeutizados que dabamos.

Asi transcurrimos unos años, en los cuales Paulova empezó a desarrollar su teoría megalómana: ” Ella y su familia eran seres especiales y estabamos juntos para ayudarle a realizar un plan divino, y parte de nuestros futuros hijos-as serían los encargados de materializarlo”…A decir verdad, utilizaba dos perritas oráculos en función de si lo que escuchaba en una no le convencía, utilizaba la otra. El caso es que siempre decían lo que ella quería escuchar. Estaba en perfecta armonía con los dioses, o a veces pensé que los dioses le hacían la rosca.

En estos tiempos hubo perros que abandonaron la jauria, sobretodo cuando aparte del dinero que pagábamos por la terapia empezamos a poner una aportación económica, en la primera formulación de Paulova voluntaria , para pasar a ser obligatoria y susceptible de reproches. Estos canes salieron de la perrera como poscritos…Todos los valores que proclamaba Paulova a los cuatro vientos eran una falacia en la practica. Las broncas eran continuas, y la violencia hacía conatos de presencia entre los canes del grupo, mientras nuestra Paulova se dedicaba ella y a su hija como si fueran de sangre azul y nosotros unos peones a su entera disposición. Para nosotros era una vuelta a la Edad Media.

Uno de los elementos claves en la terapia de Paulova, fue el término de la humildad, tan necesaria para un trabajo de conciencia, pero la humildad de los peones, la humildad de los canes , era para no cuestionar su palabra divina, ni sus planes de futuro para todos nosotros.

Vinieron parejas de canes nuevas ( no muchas) pero para subir escalafones en el grupo algunos pujaron por la aportación económica exageradamente, tal vez porque estaban en un momento económico bueno, sin embargo el motivo real, era el subir puestos en la jerarquía de la perrera. Paulova los utilizaba como ejemplo frente a los demás, y su palabra valía mas maravedís. Este fue el caso de la perrita abogada, que enseguida consiguió la confianza de la jefa, y en poco tiempo consiguió formar parte de la nobleza de la perrera…Paulova se caracterizaba por carecer de método y de no respetar los tiempos en cuanto al orden estructural, es decir una gran chapuza. La reina sol brillaba, pero gracias a nuestra luz, y de esta manera establecimos una simbiosis atípica y poco natural.

Perritos fieles, de estupidez supina, esto era lo que quería Paulova, y en cierta manera gracias a su gran maestría en la manipulación y en las artes maquiavélicas lo consiguió…Con frases como las de: ”mírate dentro, profundiza”, “ponte en tu sitio con tu marido o mujer”o “estas en el orgullo, bajate”…ejercía un gran poder sobre nuestras conciencias y nuestra capacidad de raciocinio. La perrera estaba en movimiento y por fín conseguimos unas tierras donde realizar su gran proyecto, que en un principio no sabíamos ni cual era , ni como iba a ser. Todo estaba en sus manos y ella estaba en posesión de la visión y por lo tanto del poder decidir. El hacer preguntas no formaba parte de nuestras conversaciones, tal vez ocupó un lugar dentro de nuestra intimidad, sin embargo por nuestra propia seguridad no lo compartimos. Lo que en un principio hubiera podido ser nuestro sueño, era patrimonio de Paulova, y asi nos lo hacía saber siempre que alguien osaba hacer conjeturas al respecto. Jon


Etiquetas: ,
Publicado en Irene Goikolea | 55 Comentarios »

Los perros de Paulova (parte II)

Escrito por admin el 1 Mayo 2009 – 22:38

Empezamos a comprometernos con nuestras parejas de una manera más formal, en nuestro caso casándonos por la iglesia…De esta manera establecíamos un vinculo mayor, no se con quién, visto lo visto…Como dice el refrán: …todo el mundo es listo. Nos separamos al de quince días , con el consiguiente -flipe de toda nuestras familias-….Detrás de todo esto estaba Paulova, y su terapia por supuesto; sin embargo ella no se separó, ya que se consideraba una pareja nueva, y no lo necesitaba…Imaginaros la desolación por un instante, después de hacer la hazaña, el varapalo, esta es su estrategia siempre. Fueron tiempos duros, tal vez ganamos ese espíritu megalómano que tanto inspira a Paulova, no lo se…El caso es que continuábamos solos sin ningún tipo de contacto exterior y con la única ayuda de nuestra perrita jefa. Ella administraba lo que estaba bien y lo que no, nos manejaba a su antojo, ahora eso si eramos canes adultos y nadie podía inmiscuirse .

Así pasamos un montón de meses, hasta que llego el momento de vender nuestras txabolas. Era nuestra historia pasada, cargada de un montón de “oscuridades”, no siendo el caso de ella, su juego era el de las “alturitas”. Su casa siguió siendo de su propiedad, y la teoría en su caso no era aplicable. En todo este trascurso de tiempo hasta que compramos las tierras, los machos del clan vivimos juntos y establecimos lazos de amistad, de alguna manera terapéutica, ya que entre nosotros lejos de existir la comprensión y tolerancia, prevalecía el chivateo y la terapia. Poco a poco fuimos uniéndonos a nuestra respectivas parejas, todo esto bajo el amen de Paulova .

Nuestra vidas, las de todos los perritos estaban en sus manos, y lo único que ansiábamos era una perrera grande en la cual poder vivir en grupo. Era lo único que teníamos en perspectiva, ya que no disponíamos de más, o lo tomas o lo dejas. Económicamente mi mujer y yo, no andábamos muy mal, trabajábamos, y la casa la teníamos pagada, sin embargo era un continuo goteo la terapia, tanto la de Paulova como las demás. El dinero para ella no importaba, o al menos es lo que decía, es como esas personas que dicen lo mismo hasta que no les llega el dinero. Considero que las cosas hay que probarlas, y a día de hoy lo único que me ha demostrado es lo contrario:¡Que sin sus perritos fieles no se si sería capaz de ganarse la vida!.

He aquí un pequeño botón de muestra de sus lindezas: tuve un accidente de tráfico por el cual cobré dos millones de las antiguas pesetas, en aquellos tiempos estaba separado de mi mujer, y un día ella vino a casa a pedirme la mitad de ese dinero, el caso es que , no se si por despecho se lo dí. El dinero era para que Paulova pagara a sus antiguos socios del centro de terapias que habían montado; a mi mujer le lanzó el caramelo de formar parte de su círculo de terapeutas…Yo me acuerdo que le dije:”El pastel no es muy grande para repartir, ya lo verás..”.El tiempo me ha dado la razón, mi mujer nunca ha trabajado como terapeuta, sino que ha sido su perrita fiel, dama de compañía las 24 horas del día, sin remuneración….El año pasado, y ya una vez los dos fuera de la perrera, recordé a Paulova en el despacho de los abogados esta aportación, a lo que ella me respondió:” Si yo nunca se lo pedí…” El dinero claro que no es importante, sobre todo si sirve para hacer caja, porque Paulova nunca pierde, siempre hace caja,

Como en nuestros circulos de terapia un buen dia se le ocurrió que teníamos que arreglar con la iglesia católica, por lo que los que nos casamos lo hicimos por la iglesia, pero resultó que a unos perritos no les dejaron ( la iglesia dudó de nuestra fe, ya se había extendido la fama de que éramos una jauria rarita), y gracias a la gran iluminación de Paulova nos vimos metidos en unos cursillos de catecumenización en la iglesia de San Antón, en Bilbao. La verdad es que era una continua terapia, Paulova ejercía las veinticuatro horas del día , lo que decías , porque lo decías ,…No había en ningun momento autocrítica, ni posibilidad de hacerla. Los dos curas que nos dieron el cursillo no pudieron demostrar nada , con nuestra postura eclectica, podiamos perfectamente ser con nuestra guru, una comunidad más de cristianos de base. Al final, logramos que los perritos se casaran por la iglesia, pero eramos unos canes sefarditas abandonados en las manos de una seudoiluminada.

En aquellos momentos era tal el nivel de convencimiento que perfectamente nos podíamos haber tirado por un precipicio si nuestra Paulova nos lo hubiera propuesto. Me acuerdo de una tarde en la cual ella ya había comenzado con el rollo de que estabamos resentidos con ella, no la poniamos en su sitio etc.., Paulova ocupo el sitio de cabecera en el círculo, y nos dijo que le escribieramos una carta con lo que verdaderamente pensabamos de ella. Yo le escribí una carta en la cual le ponía que iba de reina, gracias a Dios siempre he tenido en mente aquella carta: mi visión de aquél entonces siempre me ha acompañado, aunque la he tenido en silencio quitando el momento en la que se la leí. La actitud de Paulova en aquel entonces fué la de una victima ( despues de todo lo que hacia por nosotros y esas cartas…) y nosotros chupamos toda la culpa, y esa es la que nos ha acompañado durante todos nuestros años de andadura, sino bien se ha encargado ella de renovarnosla.

Los perritos no teníamos tiempo para el descanso aparte de nuestros trabajos, el trabajo espiritual, mientras Paulova aparte de vivir a nuestra costa , esto sin ninguna disciplina laboral, dedicaba el tiempo a divagar espiritualmente sobre el futuro de toda la jauria…, divina Paulova. Empezaron sus alucinaciones sobre un gran plan divino y sobre su papel y el de su futura familia en todos estos designios , tal vez pensando que su familia eran unos elegidos por los dioses. En cierta manera todos los pèrritos participamos de estas creencias pensando que conseguiriamos el nirvana, sin embargo eramos unos reconvertidos sin ningun tipo de criterio y de sentido común a merced de una persona enferma y llena de delirios de grandeza. :)


Etiquetas: , , ,
Publicado en Irene Goikolea | 20 Comentarios »